Panellets

Ingredientes:

  • 250 g de almendra molida
  • 200 g de azúcar
  • 70 ml de agua
  • Raspadura de naranja y de limón al gusto
  • 2 huevos
  • Piñones

Preparación:

Pondremos un bote a fuego lento, añadiendo el agua y el azúcar. Lo disolveremos haciendo un pequeño almíbar.
Añadiremos la raspadura de naranja y de limón, apagaremos el fuego y añadiremos la almendra molida removiéndola hasta que se nos separe de la cazuela.

  

 

Lo dejaremos templar. Haremos una bola con la masa, envolviéndola en un papel film y la pondremos en la nevera, dejándola reposar de 2 a 4 horas como mínimo.

Una vez la tengamos reposada, pasaremos a hacer pequeñas partes y de éstas, bolitas de unos 10-15 gramos y las reservaremos.

 

En un bol, prepararemos los piñones y les añadiremos una yema de huevo.

 

Estos la irán absorbiendo haciendo que queden pegajosos, ayudándonos a que se nos adhieran mejor a las bolas que tenemos reservadas.
Pasaremos las bolas cogiendo un puñado de piñones en la mano y apretándolos, dándoles la forma redonda inicial y poniéndolas en una bandeja sobre papel de hornear.
Finalizado el proceso y con la ayuda de un pincel de repostería, pasaremos la otra yema de huevo sobre estos, para que nos cojan color.

 

Mientras tanto, pondremos el horno a 220 ºC y una vez esté caliente, añadiremos la bandeja con los panellets de 7 a 10 minutos, dependerá siempre del horno.
Cuando los veamos dorados, ya los podremos sacar y dejar enfriar.

Si queremos que nos cojan un color más brillante, con la ayuda de un envase spray, los rociaremos con un poquito de miel disuelta en anís, y cogerán un color brillante.

Ya tenemos nuestros panellets listos.

Anuncios

Brazo de bizcocho de chocolate con crema

Ingredientes:

  • 100 g de azúcar
  • 70 g de harina
  • 30 g de cacao en polvo
  • 10 g de levadura en polvo
  • raspadura de naranja y limón
  • 50 ml de aceite de girasol
  • 4 huevos
  • 1 pizca de sal

 

Preparación:

En un bol, tamizaremos la harina, el cacao y la levadura reservándolo.

Cascaremos los huevos e introduciremos en otro bol. Añadiremos una pizca de sal.

Con la ayuda de una batidora manual o eléctrica, pondremos los huevos a punto pomada, añadiendo el azúcar hasta que triplique su volumen, añadiendo el aceite y la raspadura de naranja y limón, sin dejar de batir.

Seguidamente y con la ayuda de una lengua pastelera, añadiremos lentamente la harina, el cacao y la levadura que teníamos tamizada y reservada, muy lentamente con movimientos envolventes para que no nos baje todo el aire que ha cogido.

Sobre una bandeja para horno, colocaremos una hoja de papel de hornear. Sobre ésta, colocaremos la mezcla que tenemos preparada, lo más extendida y uniforme posible. La introduciremos en el horno que previamente habremos calentado a 200 ºC, bajando la temperatura de éste a 180 ºC. Hornearemos entre 12 y 15 minutos.

Una vez el bizcocho esté al punto, lo sacaremos del horno, en el mismo papel de hornear. Antes de que se enfríe, lo tendremos que enrollar sobre sí mismo.

 

Ya tenemos nuestro brazo preparado, para poderle agregar la crema o la nata, esto va al gusto.
Para decorar, lo podremos hacer con chocolate blanco y negro, que previamente tendremos fundido y preparado.