Colas de gambas al ajillo

Ingredientes:

  • 250 g de colas de gambas
  • 5 ó 6 dientes de ajo
  • 1 guindilla (Opcional) o un toque de pimienta
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación:

  1. En este caso, como vamos a utilizar colas de gambas congeladas, procederemos a descongelarlas. Las lavaremos, las secaremos muy bien y las reservaremos.
  2. Cogeremos una cazuela, si la tenemos, preferiblemente de hierro o barro. Echaremos un buen chorro de aceite de oliva. Dejaremos que alcance una buena temperatura y añadiremos la guindilla y los dientes de ajo, que habremos limpiado y laminado anteriormente.
  3. Doraremos los ajos, sin dejar que se nos quemen. Añadiremos muy bien escurridas y secas (con papel de cocina), las colas de gambas que teníamos reservadas. Añadiremos la sal al gusto y las mantendremos en el fuego de uno a dos minutos, dejando que cojan color pero que no se hagan en exceso.
  4. Ya las tenemos hechas. Las serviremos en tarrina de barro (preferentemente), calientes, ya que esa es una cualidad de las gambas al ajillo (las cazuelitas de barro son muy buenas manteniendo el calor)
  5. Ya tenemos nuestras colas de gambas al ajillo. Un plato rápido, sencillo y para disfrutar en la mesa (si tenemos unas hojas de perejil, siempre quedan al punto del emplatado).