Chuletas al jerez

Ingredientes:

  • 4 chuletas a ser posible ibéricas
  • 150 g de mantequilla
  • 1 vaso de jerez dulce
  • 6 cucharaditas de azúcar moreno
  • 1 lata de piña grande y su jugo

Preparación:

Pondremos una cucharada de mantequilla en la sartén. Cuando deje de hacer espuma, doraremos las chuletas de dos en dos por ambos lados y reservaremos en un plato.

 

Cuando las chuletas se templen, volveremos a poner un poco más de mantequilla en la sartén. Pondremos dos chuletas y salpicaremos con un poco del azúcar. Daremos la vuelta y pondremos un poco más de azúcar para caramelizar. Reservaremos a ser posible en cazuela de barro.

Repetiremos la misma operación con las demás chuletas y el resto de azúcar.

Añadiremos el jerez y el jugo de piña a la sartén, daremos un hervor para que se reduzca un poco, despegando todas las adherencias del azúcar que hayan quedado.

Verteremos la salsa resultante sobre las chuletas. Coceremos a fuego lento todo unos 10 minutos.

Mientras tanto, escurriremos las rodajas de piña y doraremos en la sartén por ambos lados con un poco de mantequilla. Las dispondremos sobre las chuletas como guarnición y serviremos bien caliente.

Solomillo a la naranja

  • 1 solomillo de cerdo
  • 1 vaso de zumo de naranja (dejar 2 rodajas para decorar)
  • 80 g de azúcar moreno (cantidad opcional al gusto)
  • 1/2 vaso de coñac
  • 1 cucharada de Maizena (espesante no harina)

Para marinar la carne:

  • Aceite de oliva
  • Salsa de soja
  • Especies al gusto
  • Sal y pimienta
  • Un par de dientes de ajo

 

Preparación:

El marinado de la carne:

Limpiaremos de toda la grasa el solomillo.

Lo introduciremos en una fuente, añadiremos el aceite, la soja y lo especiaremos al gusto.

Lo dejaremos reposar como mínimo un par de horas, si lo hacemos por la noche mejor reposado hasta su preparación el día siguiente.

Preparación de la receta:

Prepararemos el zumo de naranja natural y reservamos.

Sellaremos la carne. Para sellarla, cogeremos una sartén con poco aceite, la doraremos a fuego fuerte por todos los lados. De esta forma, nos quedará más jugosa.

Cuando la tengamos dorada, añadiremos el azúcar, el zumo de naranja, el coñac y el líquido que nos ha sobrado de la marinada.

Lo dejaremos que hierva un rato, tapamos y dejamos cocer unos 15 minutos a medio fuego.

Si queremos la salsa un poco más espesa, añadiremos una o dos cucharadas de Maizena espesante en un vaso, añadiendo un poco de agua, removeremos bien, y lo añadiremos a la salsa dejándolo cocer unos 2 o 3 minutos más, hasta que ésta ha espesado, retirando la sartén del fuego.

Cuando el solomillo esté templado, se corta en medallones y se emplata con rodajas de naranja al gusto. Ya tenemos nuestro  solomillo listo.