Samfaina

Ingredientes:

  • Aceite de oliva
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 berenjena
  • 1 calabacín
  • 4 tomates maduros
  • 1 pizca de azúcar (opcional para la acidez)
  • 1 pizca de sal
  • Vino blanco

Preparación:

Lavaremos, pelaremos y cortaremos todas las verduras en taquitos por separado y las reservaremos.

 

En una cazuela pondremos un buen chorro de aceite.

Añadiremos los pimientos con fuego medio. Los saltearemos ligeramente y seguiremos añadiendo los ajos y la cebolla, Seguiremos salteando con fuego medio tomándonos nuestro tiempo.

Seguidamente añadiremos la berenjena y el calabacín. Lo saltearemos unos minutos.

Por último añadiremos el tomate, la pizca de azúcar y removeremos. Pondremos la sal y un buen chorro de vino blanco. Lo dejaremos a fuego lento que vaya fusionando todos los sabores, entre 20 o 25 minutos ,removiendo de vez en cuando. Si queremos que mantenga el color más vivo, no lo taparemos durante la cocción, ya que las verduras al taparlas pierden la viveza del color.

Pasado dicho tiempo ya tendremos nuestra samfaina hecha. Esta salsa como la mayoría está más sabrosa de un día para otro.

 

 

Orejas de Carnaval

Ingredientes:

  • 35 ml de aceite de oliva
  • Piel de una naranja
  • Piel de un limón
  • 350 g de harina de repostería
  • 50 g de mantequilla o manteca. Eso lo dejamos al gusto
  • 50 ml de vino blanco o Jerez. También lo dejamos al gusto
  • 1 cucharita pequeña de sal
  • 50 ml de anís
  • 2 huevos

y para freír 

  • Aceite de oliva
  • Azúcar y canela para espolvorear

Preparación:

Pondremos el aceite en una sartén calentando este lentamente con las pieles de los cítricos. Cuando cojan un poco de calor lo apagaremos y dejaremos templar.

Una vez templado, lo pasaremos todo por la batidora y reservaremos.

En un bol pondremos la harina. Abriremos un volcán justo en medio y añadiremos el aceite con las pieles trituradas, la manteca o mantequilla (lo que hallamos elegido), el vino, la sal, el anís y los 2 huevos que previamente habremos batido ligeramente. Lo iremos integrando lentamente, hasta formar una masa compacta. La dejaremos reposar un mínimo de media hora tapada. Ya la tenemos lista para hacer nuestras orejas de Carnaval.

Pasaremos a engrasar el mármol o base con aceite.

Formaremos bolitas tamaño nuez mas o menos para poder trabajarlas mejor.

Con un rodillo, las iremos aplanando hasta hacer hojas muy finas e intentaremos cortar como si fuesen orejas.

Pondremos una sartén al fuego con abundante aceite y calentaremos. Cuando esté al punto las freiremos. En pocos minutos, las tendremos listas e iremos reservando en papel absorbente. Antes de que se enfríen las rebozaremos con el azúcar.

Ya las tenemos listas.

Empanada de morcilla, cebolla caramelizada y piñones

Ingredientes:

Para la masa

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera
  • 250 ml de agua
  • 100 ml de vino blanco
  • 25 gr de levadura fresca
  • 70 gr de manteca de cerdo
  • 100 a 150 gr de harina (para ir haciendo la masa consistente)

Para el relleno

  • 4 morcillas
  • 25 gr de piñones
  • 1 kg de cebollas
  • 1 huevo

Preparación:

Cogeremos el kilo de cebollas, las pelaremos y las trocearemos estilo juliana. Las pondremos en un wok a fuego muy lento, entre una hora u hora y media, para que caramelice con su propio azúcar.

Mientras tanto haremos la masa de la empanada…

Introduciremos los 500 gramos de harina en un bol, le agregaremos la sal y el pimentón de la Vera, haciendo que se mezcle por toda la harina.
En un recipiente pondremos el agua y el vino. Lo calentaremos en el microondas unos 30 segundos, lo suficiente para que el líquido coja una temperatura templada, añadiendo la levadura que con la ayuda de una cuchara, disolveremos.

Pasaremos a agregar el líquido con la levadura a la harina que tenemos en el bol, mezclando y haciendo una masa con todo ello. Cuando consigamos que se nos separe de las paredes del bol, añadiremos la manteca de cerdo, lo pasaremos a poner sobre el mármol para continuar amasando y que coja consistencia. Nos ayudaremos con 150 gramos que tenemos reservados de harina, para que se nos vaya despegando de la madera o encimera en donde estemos trabajando. Una vez lo tengamos bien integrado, lo vamos amasando en forma de redonda, dejándolo en el mismo bol para que doble su tamaño mientras reposa la masa.

Cogeremos las cuatro morcillas, les quitaremos la piel, pondremos al fuego un wok y añadiremos estas troceadas, salteándolas en el wok, agregaremos la cebolla que tenemos caramelizada y los piñones. Haremos que se distribuya todo y lo dejaremos reservado.

Seguidamente cogeremos la masa que ya habrá doblado su tamaño y la volveremos a amasar ligeramente, para sacarle el exceso de aire. Haremos de la masa que tenemos, dos partes. Una un poco más pequeña y la otra un poquito más grande.

Las extenderemos y las pasaremos con el rodillo para dejarlas lo más finas posible. Dejaremos las dos partes más o menos iguales. Una será como base y la otra para tapar nuestra empanada.

Cuando tengamos extendida toda la zona inferior, pasaremos a poner sobre esta, el relleno que tenemos reservado de morcilla, piñones y cebolla.

Con el otro trozo de masa, también la dejaremos muy finamente extendida y pasaremos a tapar el relleno que tenemos. Con la ayuda de los dedos o la punta de un tenedor, dejaremos la masa bien sellada por los laterales. Pincharemos la superficie, para que no se nos hinche excesivamente a la hora de hornear y lo decoraremos como queramos.

Batiremos el huevo y con un pincel, pintaremos toda la superficie de la empanada, para que nos coja un aspecto dorado bonito.

Tendremos nuestro horno precalentado a 220 ºC en el momento de introducir la empanada, lo bajaremos y dejaremos a 200 ºC durante 5 a 10 minutos, dependiendo del horno y seguidamente bajaremos a 180 ºC hasta que la tengamos lista por completo. En total serán unos 20 minutos más o menos.

Ya tenemos nuestra empanada lista.