Bizcocho de nueces al microondas

Para el bizcocho…

Ingredientes:

  • 50 ml de aceite de oliva
  • 50 g de azúcar
  • 1 huevo
  • 30 ml de agua
  • 10 ml anís
  • 50 g de harina de trigo
  • 5 g de levadura
  • 30 g de nueces

Preparación:

  1.  Respetando el orden de los ingredientes, los pondremos uno por uno, dentro del estuche de vapor. Cada vez que agreguemos uno, lo integraremos pasando al siguiente ingrediente, hasta que tengamos una masa homogénea.
  2.  Cerraremos el estuche, pondremos el microondas a potencia máxima 800 W (en el caso del nuestro) durante 3 minutos y medio. Cuando finalice, abriremos el estuche dejándolo reposar un par de minutos en el interior del microondas.
  3.  A continuación pasaremos a desmoldarlo. Con la ayuda de una lengua pastelera, la pasaremos por los bordes para que se nos desmolde bien. Lo pasaremos a poner en una rejilla para que se enfríe.
  4.  Ya tenemos hecho nuestro bizcocho. Podemos adornar como queramos. En éste caso, se ha hecho con una cobertura de chocolate, pero lo podemos hacer también espolvoreando un poquito de azúcar glas al gusto, o cubriéndolo con una crema pastelera.

Para la cobertura de chocolate…

Ingredientes:

  • 200 ml de nata 35% de materia grasa
  • 1 tableta de chocolate negro 70%
  • 10 g de mantequilla

Preparación:

  1.  Pondremos a calentar la nata. Cuando esté a punto del primer hervor, la separaremos del fuego.
  2.  Introduciremos la tableta de chocolate. Lo integraremos todo hasta que se nos funda completamente.
  3.  Añadiremos la mantequilla para darle brillo a nuestra cobertura de chocolate. Ya tenemos nuestra cobertura de chocolate hecha.
  4.  Cuando la tengamos bien templada (reducir temperatura inicial, hasta que nos coja un poco de cuerpo), bañaremos nuestro bizcocho, tantas veces sea necesario, hasta dejar una cobertura perfecta.
  5. Lo dejaremos enfriar en la nevera hasta que nos coja cuerpo.

Ya tenemos listo nuestro bizcocho.

Almendrados

Ingredientes:

  • 125 g almendras molidas
  • 90 g azúcar
  • 1 huevo
  • Ralladura de un limón
  • Unas almendras crudas para decorar

Preparación:

  1.  Pondremos las almendras molidas en un bol.
  2. Incorporaremos el azúcar, mezclándolo todo bien y lo reservaremos.
  3. Cogeremos el huevo, lo batiremos ligeramente y lo mezclaremos con la almendra y el azúcar que tenemos reservada.
  4. Lo iremos integrando, hasta formar una masa, suave pero compacta.
  5. Cuando tengamos dicha masa, la enrollaremos en papel film y la dejaremos reposar de media a una hora en la nevera.
  6. Mientras tanto, precalentaremos el horno a unos 200 ºC, sacaremos una bandeja de horno y le pondremos una hoja de hornear por encima, dejándola lista para ir incorporando las bolitas que vayamos haciendo.
  7. Transcurrido dicho tiempo de reposo, sacaremos la masa de la nevera.
  8. Nos pondremos un poco de aceite en las manos y pasaremos a hacer bolitas de un par de centímetros, que iremos incorporando encima de la bandeja que tenemos preparada, dejando una ligera separación ya que al hornear siempre suelen expandir un poco.
  9. Cuando tengamos todas las bolitas hechas, iremos añadiendo una a una, las almendras para decoración sobre las bolitas que tenemos en la bandeja, haciendo una ligera presión, que nos dejará la forma característica, de los típicos almendrados.
  10. Cuando las tengamos todas decoradas, pasaremos a introducirlas en el horno a una altura media, sólo horno y si se tiene aire mejor. Bajaremos la temperatura a 180 ºC. Tiempo estimado de 10 a 12 minutos (el tiempo ya sabéis que puede variar según el horno). Cuando los veamos con el dorado que nos agrade los sacaremos del horno.
  11. Recién salidos del horno, suelen estar muy blandos. Manejándolos con mucho cuidado, los pasaremos a poner encima de una rejilla, para que se enfríen. Una vez fríos ya tenemos nuestros almendrados hechos.
  12. Si los queremos conservar, lo haremos preferentemente en una caja hermética, como las clásicas para galletas.

 

P.D. Recordar que mis recetas, suelen andar un poco bajas de azúcar. Si queréis que estén más dulces, podéis añadir un poco más de azúcar a la receta (de 10 a 20 g más, un total de 100 o 110 g en vez de 90 g)

Bizcocho tradicional

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 120 g harina
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 1 pellizco de sal
  • 120 g azúcar
  • Raspadura de limón
  • 70 ml de aceite

 

Preparación:

Dispondremos de 2 bols. En uno pondremos las claras, en el otro las yemas y reservaremos.

Tamizaremos la harina, añadiremos la levadura y reservaremos.

Seguidamente cogeremos el bol donde tenemos las claras y añadiremos el pellizco de sal. Con unas varillas eléctricas, pasaremos a montarlas, hasta ponerlas a punto de nieve. A medio batir añadiremos un poco de azúcar. Continuaremos batiendo hasta lograr el punto de nieve. Reservaremos.

Cogeremos el bol de las yemas y añadiremos el resto de azúcar, la raspadura y batiremos hasta que las yemas clareen. En ese momento, y sin dejar de batir, iremos añadiendo el aceite en forma de hilo.

Una vez esté todo emulsionado, pasaremos a dejar las varillas eléctricas. Con la ayuda de una lengua pastelera y con movimientos envolventes, iremos integrando poco a poco, toda la harina con la levadura.

Cuando lo tengamos ya todo integrado, pasaremos a agregar poco a poco, las claras que tenemos a punto de nieve. Con la ayuda de la lengua pastelera, lentamente y con movimientos envolventes, hasta lograr integrarlas, haciendo que conserve el máximo aire posible.

Pasaremos a preparar el molde con papel de hornear. Lo humedeceremos un poco, para que se nos haga más fácil, el poder amoldarlo al recipiente donde vamos a hacer el bizcocho.

Previamente habremos calentado el horno a 200 ºC. En el momento que pongamos el recipiente con la masa del bizcocho en el horno, lo bajaremos a 180 ºC y lo hornearemos unos 40 minutos más o menos, siempre dependerá del horno.

Ya tenemos nuestro bizcocho tradicional, preparado y listo para saborear.

 

Huesillos Extremeños

Ingredientes:

  • 50 g Aceite de oliva (aromatizado)
  • 1 Huevo
  • 50 g Leche
  • 75 g Azúcar
  • Ralladura de limón (una cucharadita)
  • Anís en grano molido (una cucharadita)
  • 250 g Harina de trigo
  • Levadura en polvo (una cucharadita)
  • Aceite de girasol
  • licor de anís

Preparación:

Aromatizaremos el aceite con piel de naranja, limón y anís. Una vez hecho, lo dejaremos templar para poder utilizarlo una vez templado.

Lo pondremos en un bol, junto con el huevo, la leche, el azúcar, la raspadura de limón, el anís (en grano molido) y el licor de anís.

Lo batiremos todo y a continuación añadiremos la harina y la levadura.

Amasaremos hasta que tengamos una masa compacta, pero ligera.

Con la ayuda de un poco de harina, haremos unas bolitas, a las que daremos forma de bastoncillos y reservaremos.

Pondremos al fuego, una sartén con abundante aceite de girasol y esperaremos hasta que coja una buena temperatura.

Cuando empiece a humear, bajaremos a temperatura media-baja. Iremos poniendo los bastoncillos, pocos cada vez, ya que si pusiéramos muchos, nos bajaría la temperatura del aceite.

Unos minutos para que nos queden bien hechos…

Ya los tenemos listos.

 

 

Piruletas de corazón de manzana con chocolate y crocanti

Ingredientes:

Manzana
Limón
Chocolate de fundir
Crocanti

Preparación:

Cortaremos la manzana con la forma deseada (en este caso, corazones). La rociaremos con el zumo de limón para evitar que se oxide. Las reservaremos.

Pasaremos a fundir el chocolate al baño María. Que coja una textura fluida pero densa.

Con la ayuda de papel de cocina, secaremos los corazones. Con unos palillos largos, con los cuales haremos las piruletas, pincharemos los corazones e introduciremos éstos en el chocolate que tenemos fundido.

Los pondremos sobre una hoja de papel de hornear. Por encima pondremos nuestro crocanti.

Una vez estén todos cubiertos con el crocanti, los pondremos en el frigorífico un rato, para que nos coja la textura deseada.

Ya tenemos nuestras piruletas hechas.

 

Lionesas

Ingredientes:

  • 250 ml de agua
  • 125 g de mantequilla
  • 175 g de harina
  • 1 pizca de sal
  • 4 huevos

Preparación:

En un cazo, pondremos el agua a fuego lento. Añadiremos la mantequilla hasta que se disuelva y pondremos la pizca de sal. En cuanto empiece a hervir, añadiremos de golpe, la harina que previamente habremos tamizado, removiendo hasta que se nos despegue del cazo. Ya tenemos la masa hecha. La dejaremos templar.

Añadiremos uno a uno, los huevos hasta conseguir una textura homogénea y ligera, logrando lo que en términos de cocina es, «pico de pato», ligera pero consistente.

Pondremos dicha masa en una manga pastelera y haremos unidades no muy grandes, ya que en el horno durante su cocción aumentarán de tamaño.

Con el horno previamente calentado a unos 200 ºC, las introduciremos durante 10 minutos. Pasados éstos, sin abrir el horno para nada, reduciremos la temperatura a 180 ºC durante 10 minutos más. Nunca deberemos abrir el horno mientras se hornean, ya que se nos bajaría y ya no remontaría la masa.

Para el relleno, se pueden hacer tanto dulces como saladas.

Ya las tenemos listas.

 

Bizcocho de manzana y nueces

Ingredientes:

  • 1 limón
  • 2 manzanas reineta grandes
  • 3 sobrecitos de azúcar avainillado
  • 1 cereza
  • 5 huevos
  • 1 pizca de sal
  • 125 g de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 70 ml de aceite de girasol
  • 125 g de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 1 puñado de nueces

Preparación:

Lavaremos bien el limón, rallaremos la piel y reservaremos.

Lavaremos y pelaremos las manzanas, partiéndolas por la mitad y descorazonándolas. Las cortaremos en láminas muy finitas y las rociaremos con el zumo de medio limón, del cual acabamos de rallar la piel. Las reservaremos.

Con papel vegetal, forraremos el fondo del molde, en el cual vamos a hacer el bizcocho. Una vez forrado, verteremos los 3 sobrecitos de azúcar avainillado. Si se prefiere se puede hacer un almíbar y poner el azúcar caramelizado.

Con la manzana laminada, forraremos todo el fondo, poniendo en el centro la cereza. La manzana sobrante nos servirá para el relleno. Este tipo de bizcocho, se llama bizcocho de manzana invertido, ya que cuando esté acabado, le daremos la vuelta quedando en el fondo la actual parte superior. Ya teniendo el fondo forrado, lo reservaremos y pasaremos a hacer el bizcocho.

Cogeremos los 5 huevos y 2 bols. En uno pondremos las claras y en otro pondremos las yemas.

Donde tenemos las claras, echaremos una pizca de sal y un cuarto del azúcar (unos 30 g) del total que tenemos preparada. Lo mezclaremos, pondremos las claras a punto de nieve y reservaremos.

Cogeremos las yemas, empezaremos a batirlas agregando el resto del azúcar, la ralladura del limón, la esencia de vainilla y el aceite.

Una vez tengamos todo incorporado, añadiremos tamizadas harina y levadura, hasta que consigamos integrarlo. Añadiremos las nueces y en trozos, el resto de manzana que nos haya quedado, bien mezclado.

Una vez lo tengamos todo integrado y sin que pierda el aire que haya cogido, añadiremos las claras que tenemos a punto de nieve.

Cuando todo esté bien integrado, lo pasaremos al recipiente que tenemos reservado con la manzana en el fondo, añadiendo todo el preparado del bizcocho por encima.

Hornearemos durante 35 o 45 minutos dependiendo del horno, a una temperatura de 180 ºC, con calor arriba y abajo. Si nuestro horno dispone de aire, mejor. Si no lo tiene, es suficiente.

Transcurrido dicho tiempo, pincharemos para verificar que el bizcocho este completamente cocido.

Una vez esté frío, pasaremos a desmoldarlo dándole la vuelta, quedando el reverso por encima.

Ya tenemos nuestro bizcocho de manzana hecho.

La decoración se puede hacer al gusto, por ejemplo con chocolate con nueces o con lo que mejor nos agrade.

 

Sorbete de limón al cava

Ingredientes:

1 botella de cava
1 tarrina de helado de limón
Azúcar al gusto
Nata (opcional)

Decoración:
1 limón
Hojas de menta

Preparación:

En un bol grande, pondremos el helado de limón y la botella de cava bien frío.

Con unas varillas de batir (también se puede hacer con batidora eléctrica), lo iremos batiendo suavemente hasta tenerlo todo integrado,

Se sirve inmediatamente, ya que tiende a separarse rápidamente.

La nata en esta receta, la pondremos ya montada como decoración final, con el limón y las hojas de menta (la nata también la podríamos integrar en el proceso de batir y le daría más cuerpo). Pero es una de las muchas opciones del sorbete de limón. Postre fresquito y rápido.

Orejas de Carnaval

Ingredientes:

  • 35 ml de aceite de oliva
  • Piel de una naranja
  • Piel de un limón
  • 350 g de harina de repostería
  • 50 g de mantequilla o manteca. Eso lo dejamos al gusto
  • 50 ml de vino blanco o Jerez. También lo dejamos al gusto
  • 1 cucharita pequeña de sal
  • 50 ml de anís
  • 2 huevos

y para freír 

  • Aceite de oliva
  • Azúcar y canela para espolvorear

Preparación:

Pondremos el aceite en una sartén calentando este lentamente con las pieles de los cítricos. Cuando cojan un poco de calor lo apagaremos y dejaremos templar.

Una vez templado, lo pasaremos todo por la batidora y reservaremos.

En un bol pondremos la harina. Abriremos un volcán justo en medio y añadiremos el aceite con las pieles trituradas, la manteca o mantequilla (lo que hallamos elegido), el vino, la sal, el anís y los 2 huevos que previamente habremos batido ligeramente. Lo iremos integrando lentamente, hasta formar una masa compacta. La dejaremos reposar un mínimo de media hora tapada. Ya la tenemos lista para hacer nuestras orejas de Carnaval.

Pasaremos a engrasar el mármol o base con aceite.

Formaremos bolitas tamaño nuez mas o menos para poder trabajarlas mejor.

Con un rodillo, las iremos aplanando hasta hacer hojas muy finas e intentaremos cortar como si fuesen orejas.

Pondremos una sartén al fuego con abundante aceite y calentaremos. Cuando esté al punto las freiremos. En pocos minutos, las tendremos listas e iremos reservando en papel absorbente. Antes de que se enfríen las rebozaremos con el azúcar.

Ya las tenemos listas.

Galletas de jengibre

Ingredientes:

  • 260 g de harina
  • 150 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 huevo
  • Sal

Para decorar (opcional)

  • 1 clara de huevo
  • 250 g azúcar glas
  • Zumo de medio limón
  • Chocolate de cobertura
  • Colorante alimentario

Preparacion:

Mezclaremos el azúcar con la mantequilla la cual tendremos a temperatura ambiente. Una vez lo tengamos integrado todo, añadiremos el huevo, mezclaremos y reservaremos.

Mezclaremos la harina con la canela y el jengibre y añadiremos a la mezcla que tenemos reservada, mezclándolo todo. Añadiremos un punto de sal para realzar el sabor.

Una vez tengamos todo bien compacto, lo envolveremos en papel film y lo pondremos en la nevera una media hora, para que nos coja consistencia.

Transcurrido dicho tiempo, lo extenderemos sobre una base adecuada, y moldearemos los muñequitos de jengibre.

Precalentaremos el horno a 220 ºC. Mientras, los pondremos sobre una bandeja. Los introduciremos en el horno de 10 a 12 minutos dependiendo del tipo de horno.

Extraeremos la bandeja del horno y dejaremos enfriar.

Decoraremos al gusto.