Masa Filo Casera

Ingredientes:

  • 250 g de harina
  • 1 cucharada grande de aceite de girasol
  • 1 cucharada grande de vinagre
  • 1 cucharadita de café de azúcar
  • 1 cucharadita de café de sal
  • 150 ml de  leche tibia
  • 100 g de Maizena y 25 g de harina

 

Preparación:

  1. Tamizaremos la harina (250 g) y la pondremos en un bol, abriendo un pequeño volcán en el centro.
  2. A continuación, pondremos en el interior del volcán el aceite y el vinagre. Añadiremos el azúcar, la sal y la leche tibia. Lo iremos amasando poco a poco.
  3. Cuando lo tengamos todo bien amasado, hacemos una bola y lo dejaremos reposar en dicho bol de 1/2 a 1 hora.
  4. Mientras tanto, mezclaremos la Maizena y el resto de harina (25 g) y lo tendremos preparado en un tamiz.
  5. Cogeremos y extenderemos un poco de la mezcla del tamiz, sobre la mesa de trabajo. Pondremos la bola que tenemos reservada en el bol y formaremos 2 partes. Siempre ayudándonos de la mezcla del tamiz, para poder trabajar bien la masa. De cada parte, formaremos 4 bolas (en total 8 bolas) Las reservaremos.
  6. Con un rodillo de cocina, las iremos extendiendo una a una, formando pequeñas pizzas. Entre cada base, espolvorearemos pequeñas cantidades de la mezcla del tamiz, para que no se nos peguen.
  7. Cuando tengamos hechas las 8 bolas, repetiremos la función de extender lo máximo que podamos, haciendo una muy fina capa. Siempre ayudándonos de pequeñas cantidades de la mezcla de Maizena, hasta lograr que la masa nos quede como una sábana muy ligera.
  8. Cuando las tengamos preparadas para conservar, las enrollaremos sobre sí mismas, envueltas en papel de hornear (recordar que entre las capas, hay que poner cantidad de Maizena para evitar que se nos pegue). Una vez las tengamos, las envolveremos en papel film para conservar en la nevera hasta su utilización.
  9. Para preparar las tartaletas que veréis en la foto al final de esta receta, cogeremos las láminas una por una, las pintaremos con mantequilla fundida y las cortaremos en cuadritos del tamaño que necesitemos, cogiéndolas como si fuesen un pañuelo y con mucho cuidado. Buscaremos unos moldes recios (sirven los de los flanes) y las introduciremos en estos, como si fuesen pañuelitos.
  10. Tal como las pongamos en el horno, previamente calentado a 200 ºC y en el momento que introduzcamos las flaneras con los cuadritos, será cuando bajaremos la temperatura del horno a 180 ºC. Las hornearemos entre 7 y 10 minutos, dependiendo del horno. ¡Ojo!, se hacen muy rápidamente. Las sacaremos cuando veamos el tono dorado deseado.
  11. Esperaremos a que se enfríen y rellenaremos de lo que más nos guste. Puede ser dulce o salado. En esta foto son de crema y decoración al gusto.
  12.    
  13. También tenemos la opción de comprar la masa filio ya hecha, la cual venden en los supermercados. El proceso de dar forma y cocción es el mismo, a partir de pintar con la mantequilla y poner en los moldes para que cojan la forma deseada (Apartado 9).
  14. Al final tenéis la foto de la tartaleta, con masa filo industrial. Veréis que la vista es mas agradecida, pero el resultado de la casera es una textura muy diferente. Tenéis las dos opciones para escoger la deseada. Las hechas de masa filo industrial, es la tartaleta de ensaladilla.

 

 

 

 

Anuncios

Alcachofas rellenas

Ingredientes:

  • 4 a 6 alcachofas
  • 100 g de picada de ternera
  • 100 g de picada de cerdo
  • 1 huevo
  • 1/2 litro de leche
  • Medio limón
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Sal
  • 1 diente de ajo
  • Unas ramas de perejil
  • Pimienta
  • Pan rallado (Opcional)
  • Tomate para decorar
  • Mantequilla
  • Una pizca de nuez moscada
  • 2 cucharadas de Maizena
  • Queso rallado

Preparación:

Limpiaremos y pelaremos las alcachofas. Vaciaremos el interior con una cucharita de vaciado. Rociaremos con un buen chorro de limón, para que no se ennegrezcan. Las pondremos de 5 a 6 minutos en microondas y las reservaremos sin deshacernos del líquido que desprenden.

Mezclaremos los 2 tipos de carne, añadiremos el huevo, el ajo picado, el perejil picado, el pimentón, la pimienta y la sal. Echaremos un chorrito de leche y lo mezclaremos todo muy bien. Añadiremos un poquito de pan rallado (opcional) hasta que nos quede la textura que deseamos y reservaremos.

Con el líquido que nos haya desprendido la alcachofa, al ponerla en el microondas, disolveremos la Maizena y reservaremos.

Pasaremos a hacer la bechamel… Pondremos en una sartén la mantequilla y la leche. En el momento que empiece a hervir, añadiremos la mezcla que hemos hecho de Maizena, con el líquido sobrante de hacer las alcachofas y que tenemos reservado. Removeremos hasta conseguir nuestra bechamel. Añadiremos un poquito de nuez moscada, la sal al gusto y reservaremos.

Pondremos en una bandeja las alcachofas y las rellenaremos con la mezcla de carne picada, que tenemos hecha y reservada. Le añadiremos la bechamel por encima y el queso rallado y lo introduciremos en el horno.

Hornearemos unos 25 minutos con opción aire si se tiene.

Seguidamente decoraremos a nuestro gusto y ya tenemos nuestras alcachofas hechas.

Bon profit

Solomillo a la naranja

  • 1 solomillo de cerdo
  • 1 vaso de zumo de naranja (dejar 2 rodajas para decorar)
  • 80 g de azúcar moreno (cantidad opcional al gusto)
  • 1/2 vaso de coñac
  • 1 cucharada de Maizena (espesante no harina)

Para marinar la carne:

  • Aceite de oliva
  • Salsa de soja
  • Especies al gusto
  • Sal y pimienta
  • Un par de dientes de ajo

 

Preparación:

El marinado de la carne:

Limpiaremos de toda la grasa el solomillo.

Lo introduciremos en una fuente, añadiremos el aceite, la soja y lo especiaremos al gusto.

Lo dejaremos reposar como mínimo un par de horas, si lo hacemos por la noche mejor reposado hasta su preparación el día siguiente.

Preparación de la receta:

Prepararemos el zumo de naranja natural y reservamos.

Sellaremos la carne. Para sellarla, cogeremos una sartén con poco aceite, la doraremos a fuego fuerte por todos los lados. De esta forma, nos quedará más jugosa.

Cuando la tengamos dorada, añadiremos el azúcar, el zumo de naranja, el coñac y el líquido que nos ha sobrado de la marinada.

Lo dejaremos que hierva un rato, tapamos y dejamos cocer unos 15 minutos a medio fuego.

Si queremos la salsa un poco más espesa, añadiremos una o dos cucharadas de Maizena espesante en un vaso, añadiendo un poco de agua, removeremos bien, y lo añadiremos a la salsa dejándolo cocer unos 2 o 3 minutos más, hasta que ésta ha espesado, retirando la sartén del fuego.

Cuando el solomillo esté templado, se corta en medallones y se emplata con rodajas de naranja al gusto. Ya tenemos nuestro  solomillo listo.

    

Salsa bechamel con Maizena

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Ralladura de nuez moscada
  • Sal
  • Leche entera
  • 2 cucharadas soperas de Maizena

 

Preparación:

Pondremos una sartén a fuego lento, añadiremos la mantequilla dejando que se funda lentamente.

Añadiremos 1/2 litro de leche, separando en un vaso aparte un poco de ésta a temperatura ambiente.

En la leche que tenemos en el fuego, añadiremos la sal y la ralladura de nuez moscada al gusto.

En el vaso que tenemos aparte, disolveremos las dos cucharadas de Maizena.

Cuando lo tengamos bien disuelto, lo añadiremos a la leche que tenemos en el fuego, sin dejar de remover hasta que nos espese. Si vemos que espesa demasiado, siempre podemos añadir un poco mas de leche templada.

 

Leche frita

Ingredientes:

  • 500 ml de leche entera
  • 1 limón
  • 1 ramita de canela
  • 80 gr de azúcar
  • 40 gr de maizena
  • aceite para freír
  • 3 cucharadas de maizena para rebozar
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de azúcar y una de canela en polvo (rebozado final)
  • 1 cucharada de mantequilla para engrasar el molde

 

Preparación:

Ponemos en un cazo la leche separando un vaso el cual reservaremos.

Pondremos el cazo a fuego suave, le añadimos la canela en rama, la piel del limón lo mas fina posible, y lo dejamos una media hora. Transcurrido este tiempo, apagamos el fuego y lo tapamos dejando que se enfríe a temperatura ambiente. Ya tenemos nuestra leche aromatizada.

Pasaremos a colarla, y la pondremos de nuevo a fuego muy lento, añadimos el azúcar y lo removemos hasta que se nos integre bien. A continuación mezclamos la maizena en el vaso de leche que habíamos reservado. Una vez bien mezclado lo añadimos a la leche que tenemos en el fuego.

Todo a fuego muy  lento, sin dejar de remover hasta que nos espese. Cuando esto ocurra, ya tendremos nuestra leche preparada.

Pasamos a coger una fuente, que previamente habremos impregnado con un poco de mantequilla, para que no se nos pegue la leche frita cuando solidifique.

Extendemos la leche frita sobre la bandeja, dejándola aproximadamente de un centímetro de espesor.

La cubriremos con papel trasparente por encima, para que no se nos reseque la parte superior. Dicho papel, tiene que quedar totalmente pegado a la superficie de la masa que tenemos. Esto, lo dejaremos entre 2 a 4 horas en la nevera.

Trascurrido este tiempo, ya tendremos nuestra leche frita preparada, solo la tenemos que desmoldar y cortarla en las porciones que queramos.

Una vez hechas nuestras porciones, las pasamos por un poco de maizena que habremos puesto en un plato y después por huevo batido. Lo freímos hasta que queden doraditas y las dejamos escurrir encima de una rejilla.

Haremos una mezcla de azúcar y canela y las rebozamos una vez escurridas en dicha mezcla.

Ya tenemos nuestra leche frita para degustar.

image0000001