Brandada de bacalao con champiñones

Ingredientes:

  • Patatas
  • Sal
  • Bacalao
  • Aceite de oliva
  • Ajos
  • Champiñones (alternativa, tostadas de pan)
  • Nata
  • Perejil
  • Pimienta
  • Queso emmental (rayado)

Preparación:

Sin pelarlas, lavaremos muy bien las patatas. Las pondremos en una olla con agua caliente y las herviremos con piel, para que nos absorban la menos agua posible. Añadiremos un poquito de sal en la cocción (25 a 30 minutos). Una vez cocidas, las pincharemos, verificaremos que están cocidas y la dejaremos reposar en el agua, que vayan templando a temperatura ambiente. Una vez frías, pelaremos y reservaremos.

Cogeremos los trozos de bacalao, al punto de sal y los lavaremos y escurriremos muy bien. Si es necesario, nos ayudaremos con papel de cocina. Una vez bien escurridos los reservaremos.

Pondremos una sartén a fuego muy bajo, con abundante aceite de oliva. Cuando empiece a calentar, añadiremos los ajos que previamente habremos pelado y laminado.

En el aceite, que tenemos ligeramente caliente con los ajos, añadiremos los trozos de bacalao, con la piel hacia arriba, de manera que queden prácticamente cubiertos por dicho aceite y a fuego muy lento, que vaya confitando unos 10 minutos, que quede cocido, pero meloso. El aceite sobrante, lo utilizaremos para emulsionar la brandada y la decoración del picadillo del ajo y perejil.

Mientras se nos confita el bacalao, iremos limpiando todos los champiñones, sacándoles el tronquito y reservando éste para lo que deseemos. Los pelaremos y los dejaremos preparados para rellenar.

Una vez han pasado los diez minutos de confitarse el bacalao, apagaremos el fuego y lo dejaremos templar, lo desmenuzaremos y los reservaremos.

Pasaremos a chafar las patatas que tenemos reservadas y las mezclaremos con el bacalao que tenemos desmenuzado, rectificando de sal (si fuera necesario) y añadiendo la pimienta al gusto. A continuación, lo pasaremos todo por el Turmix, la textura va a gustos. Si lo queréis muy fino lo pasáis más rato y si por el contrario os gusta más con tropezones, menos triturado. Una vez tengamos todo incorporado, iremos alternando un par o tres de cucharadas de aceite del bacalao que hemos confitado y 2 o 3 cucharadas de la nata que previamente habremos calentado un poquito. Así alternativamente, hasta conseguir la brandada de textura deseada. Ya tenemos nuestra Brandada hecha.

Con el aceite del bacalao y un par de dientes de ajo, lo picaremos todo, haciendo un picadillo de ajo y perejil y lo reservaremos

Con el resultado de la brandada hecha, iremos rellenando los champiñones que tenemos reservados.

10º Los incorporaremos en una bandeja, en el fondo de la cual, pondremos un poco del picadillo de ajo y perejil. Reservaremos el resto para decoración final. Les pondremos el queso por encima y los hornearemos unos 10-12 minutos a 180 ºC en bandeja media.

11º Ya los tenemos listos, los emplataremos y decoraremos con el resto de picadillo de ajo y perejil que tenemos reservado.

Nota: La alternativa de los champiñones (tostadas de pan), prescindiremos del horneado (apartado 10º)

 

 

Quiche de champiñones y beicon

Mercegourmet quiche


Ingredientes:

Masa quebrada (Se puede comprar en la sección de refrigerados de cualquier supermercado)

150 gr. de beicon

250 gr. de champiñones

1 cebolla

4 huevos

150 gr. queso mascarpone

Brick pequeño de nata para cocinar

100 ml. de leche

Sal

Pimienta

50 gr. queso rallado

 

Preparación:

Ponemos la masa quebrada en el molde extendiéndola para que coja forma. Cortamos el beicon y limpiamos y troceamos los champiñones y reservamos. Limpiamos la cebolla, la cortamos y la añadimos a una sartén para hacer el sofrito agregando también el beicon y los champiñones. Cuando lo tengamos doradito, lo sacamos del fuego y lo reservamos en un plato aparte.

En un recipiente batimos los huevos, el queso, la nata y la leche. Agregamos a esta mezcla el sofrito de beicon y champiñones. Una vez todo mezclado lo volcamos todo dentro de la masa quebrada que tenemos en preparada y extendida en el molde, ponemos el queso rallado por encima y lo ponemos todo en el horno (Debe estar precalentado a unos 200º) y lo dejamos hornear unos 30 minutos aproximadamente. Ya tenemos nuestra quiche lista, una comida o cena rápida y deliciosa e incluso compatible con nuestro «taper» diario.