Bizcocho de nueces al microondas

Para el bizcocho…

Ingredientes:

  • 50 ml de aceite de oliva
  • 50 g de azúcar
  • 1 huevo
  • 30 ml de agua
  • 10 ml anís
  • 50 g de harina de trigo
  • 5 g de levadura
  • 30 g de nueces

Preparación:

  1.  Respetando el orden de los ingredientes, los pondremos uno por uno, dentro del estuche de vapor. Cada vez que agreguemos uno, lo integraremos pasando al siguiente ingrediente, hasta que tengamos una masa homogénea.
  2.  Cerraremos el estuche, pondremos el microondas a potencia máxima 800 W (en el caso del nuestro) durante 3 minutos y medio. Cuando finalice, abriremos el estuche dejándolo reposar un par de minutos en el interior del microondas.
  3.  A continuación pasaremos a desmoldarlo. Con la ayuda de una lengua pastelera, la pasaremos por los bordes para que se nos desmolde bien. Lo pasaremos a poner en una rejilla para que se enfríe.
  4.  Ya tenemos hecho nuestro bizcocho. Podemos adornar como queramos. En éste caso, se ha hecho con una cobertura de chocolate, pero lo podemos hacer también espolvoreando un poquito de azúcar glas al gusto, o cubriéndolo con una crema pastelera.

Para la cobertura de chocolate…

Ingredientes:

  • 200 ml de nata 35% de materia grasa
  • 1 tableta de chocolate negro 70%
  • 10 g de mantequilla

Preparación:

  1.  Pondremos a calentar la nata. Cuando esté a punto del primer hervor, la separaremos del fuego.
  2.  Introduciremos la tableta de chocolate. Lo integraremos todo hasta que se nos funda completamente.
  3.  Añadiremos la mantequilla para darle brillo a nuestra cobertura de chocolate. Ya tenemos nuestra cobertura de chocolate hecha.
  4.  Cuando la tengamos bien templada (reducir temperatura inicial, hasta que nos coja un poco de cuerpo), bañaremos nuestro bizcocho, tantas veces sea necesario, hasta dejar una cobertura perfecta.
  5. Lo dejaremos enfriar en la nevera hasta que nos coja cuerpo.

Ya tenemos listo nuestro bizcocho.

Empanada de bonito

Ingredientes:

Para el relleno…

  • 1 kg de tomate natural
  • Sal
  • Cucharita de azúcar
  • Especias al gusto
  • 2 o 3 ajos
  • 2 cebollas
  • Aceite
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • Vino blanco (medio vaso)
  • Bonito (1 bote)

Para la masa…

  • 500 g de harina de fuerza
  • 300 ml de agua
  • Levadura fresca
  • Una pizca de azúcar
  • Pimentón de la Vera dulce
  • Especias al gusto
  • 50 ml de aceite del sofrito (sólo si no utilizamos el escurrido del sofrito (apartado 6))
  • Sal
  • 1 Huevo

Preparación:

El relleno…

  1. Pondremos a calentar agua en un bote. Cuando esté hirviendo pondremos todos los tomates, calentándolos durante un par o tres de minutos. A continuación los pasaremos por agua fría. Esto nos ayudará a que se nos pelen fácilmente.
  2. Los mal cortaremos y añadiremos a una sartén o una cazuela. Les añadiremos la sal, la cucharita pequeña de azúcar, para rectificar la acidez y hierbas al gusto. Lo dejaremos a fuego muy lento, que vaya cogiendo textura y cuando estén los reservaremos.
  3. Pasaremos a pelar y cortar finamente, muy pequeñito el ajo y la cebolla.
  4. Pondremos una sartén al fuego y añadiremos un buen chorro de aceite (si el bonito viene en aceite de oliva, ese mismo aceite nos sirve). A fuego muy lento, primero añadiremos el ajo, a continuación añadiremos la cebolla (también muy bien picada). Haremos lo mismo con los pimientos, cortados muy pequeños y los añadiremos, que vaya todo pochando lentamente.
  5. Añadiremos el tomate que teníamos reservado, lo mezclaremos todo muy bien. Añadiremos el medio vaso de vino blanco, lo tendremos unos minutos, lo retiraremos del fuego y añadiremos el bonito ya fuera del fuego. Una vez tengamos todo bien integrado, lo reservaremos.
  6. Lo pondremos a escurrir en una escurridera y aprovecharemos el aceite y el líquido que salga, para añadir a la hora de hacer la masa.

La masa…

  1. Pasaremos a hacer la masa. Pondremos nuestra harina en un bol, haremos un pequeño volcán en medio, y añadiremos el agua mezclado con lo que hayamos obtenido de dejar escurrir todo el relleno, a continuación la levadura fresca, y la pizca de azúcar. Lo integraremos todo muy bien y lo añadiremos a nuestra harina, junto con el pimentón, las hierbas al gusto y sal.
  2. Pasaremos a hacer una masa, hasta que se nos despegue de la mano. Lo taparemos con un paño y dejaremos reposar 5 a 10 minutos.
  3. A continuación pasaremos a partir la masa en dos partes, una un poquito más gordita y la otra un poquito menos. La primera será la base. La extenderemos hasta lograr la forma deseada. Pasaremos también a extender la capa más fina y la reservaremos unos minutos.
  4. Añadiremos todo el relleno en la primera parte, que hemos estirado (la más gruesa). Pasaremos a cubrir con la segunda que hemos extendido un poquito más fina. Lo sellaremos todo muy bien. Decoraremos al gusto.
  5. Con un huevo batido, pintaremos por encima y pasaremos a hornear. Con el horno precalentado, aire arriba y abajo y a temperatura de 180 ºC, una media hora. Ya tendremos nuestra empanada hecha.

Bizcocho tradicional

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 120 g harina
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 1 pellizco de sal
  • 120 g azúcar
  • Raspadura de limón
  • 70 ml de aceite

 

Preparación:

Dispondremos de 2 bols. En uno pondremos las claras, en el otro las yemas y reservaremos.

Tamizaremos la harina, añadiremos la levadura y reservaremos.

Seguidamente cogeremos el bol donde tenemos las claras y añadiremos el pellizco de sal. Con unas varillas eléctricas, pasaremos a montarlas, hasta ponerlas a punto de nieve. A medio batir añadiremos un poco de azúcar. Continuaremos batiendo hasta lograr el punto de nieve. Reservaremos.

Cogeremos el bol de las yemas y añadiremos el resto de azúcar, la raspadura y batiremos hasta que las yemas clareen. En ese momento, y sin dejar de batir, iremos añadiendo el aceite en forma de hilo.

Una vez esté todo emulsionado, pasaremos a dejar las varillas eléctricas. Con la ayuda de una lengua pastelera y con movimientos envolventes, iremos integrando poco a poco, toda la harina con la levadura.

Cuando lo tengamos ya todo integrado, pasaremos a agregar poco a poco, las claras que tenemos a punto de nieve. Con la ayuda de la lengua pastelera, lentamente y con movimientos envolventes, hasta lograr integrarlas, haciendo que conserve el máximo aire posible.

Pasaremos a preparar el molde con papel de hornear. Lo humedeceremos un poco, para que se nos haga más fácil, el poder amoldarlo al recipiente donde vamos a hacer el bizcocho.

Previamente habremos calentado el horno a 200 ºC. En el momento que pongamos el recipiente con la masa del bizcocho en el horno, lo bajaremos a 180 ºC y lo hornearemos unos 40 minutos más o menos, siempre dependerá del horno.

Ya tenemos nuestro bizcocho tradicional, preparado y listo para saborear.

 

Islas de berenjena con almendras

Ingredientes:

  • 1 berenjena grande
  • 1 limón
  • Sal
  • Aceite
  • Harina
  • Leche
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de levadura Royal
  • Pan rallado con ajo y perejil
  • Almendras picadas en cuadros

Para decorar:

  • Queso crema
  • Pimientos del piquillo
  • Pepinillos

Preparación:

Llenaremos un bol con agua y exprimiremos medio limón.

Pelaremos y cortaremos a rodajas la berenjena, la introduciremos en el bol que tenemos con limón y reservaremos un par de horas.

Transcurrido dicho tiempo, sacaremos las rodajas del remojo, las secaremos bien con papel de cocina, las salaremos y reservaremos.

En un plato pondremos harina, en otro plato un chorro de leche, la cucharada de levadura, los huevos y los cuadros de almendras. Lo batiremos todo muy bien. En un tercer plato pondremos el pan con el ajo y perejil.

Pasaremos a rebozar las rodajas de berenjena. Primero por la harina, luego por el huevo y al final por el pan rallado.

Calentaremos el aceite a temperatura elevada. Con el aceite caliente, pondremos las rodajas de berenjena a freír, a la vez que bajamos el fuego, para que se nos frían y no se nos quemen, hasta conseguir que cojan un color dorado.

Conforme las vayamos extrayendo, las dejaremos escurrir en papel absorbente. Una vez finalizado, las decoraremos con la crema de queso, los pimientos y pepinillos.

Ya las tenemos listas.

 

Merluza con gabardina

Ingredientes:

  • 4 lomos de merluza
  • 2 láminas de hojaldre
  • Salsa de Samfaina, pisto o Ratatouille
  • Almendras laminadas
  • 1 huevo

Preparación:

  1. Limpiaremos los lomos de merluza, les quitaremos la piel, los secaremos muy bien y reservaremos.
  2. Pondremos una sartén al fuego. Cuando esté bien caliente, pasaremos los lomos de merluza ligeramente. Solo los queremos sellar para que conserven su jugo, pero que al envolverlos en el hojaldre suelten el menos jugo posible. Los reservaremos.
  3. A continuación cogeremos las láminas de hojaldre y las partiremos por la mitad (en total 4 trozos).  Un trozo para cada lomo de merluza.
  4. Sobre cada trozo de lámina extenderemos la salsa (Samfaina) y sobre ésta pondremos el lomo de merluza. Lo taparemos con dicho hojaldre dándole la forma deseada. En mi caso, con la ayuda de unas tijeras le levanto, tal como si fuesen escamas y le incorporo unas almendras en láminas, dándole un aspecto y un toque de sabor.
  5. Lo pintaremos por encima con el huevo, que previamente habremos batido. Y lo introduciremos en el horno precalentado a 200 °C. En el momento de introducirlo, lo bajaremos a 180 ºC con horno de abajo unos 20 minutos, hasta tenerlo dorado. Si nuestro horno dispone de aire, lo pondremos.
  6. Ya tenemos nuestra merluza con gabardina. Lista para comer.

 

Ensalada de lentejas

Ingredientes:

  • Aceite
  • Atún
  • Cebolla
  • Huevo duro
  • Lentejas cocidas
  • Maíz (brotes)
  • Pepino
  • Sal
  • Tomate
  • Zanahoria

 

Preparación:

Pondremos en una sartén un chorrito de aceite, introduciendo la cebolla cortada a la juliana. La dejaremos que vaya pochando ligeramente.

Cortaremos también en juliana la zanahoria y añadiremos junto la cebolla, dejándolas pochar al dente ligeramente.

Por último, añadiremos las lentejas vuelta y vuelta y reservamos. Ya tenemos nuestra primera preparación hecha.

Lavaremos y cortaremos el tomate, dejando solo la pulpa. La cortaremos en trocitos pequeños. También cortaremos el huevo duro, en trozos pequeños.

Lo mezclaremos todo junto los brotes de maíz, pepino y atún. Lo añadiremos a las lentejas reservadas y mezclaremos sazonando al gusto.

Lo emplataremos. En este caso, lo hemos hecho sobre 2 mitades de pepino.

Ya tenemos hecha nuestra ensalada de lentejas.

Alcachofas rellenas

Ingredientes:

  • 4 a 6 alcachofas
  • 100 g de picada de ternera
  • 100 g de picada de cerdo
  • 1 huevo
  • 1/2 litro de leche
  • Medio limón
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Sal
  • 1 diente de ajo
  • Unas ramas de perejil
  • Pimienta
  • Pan rallado (Opcional)
  • Tomate para decorar
  • Mantequilla
  • Una pizca de nuez moscada
  • 2 cucharadas de Maizena
  • Queso rallado

Preparación:

Limpiaremos y pelaremos las alcachofas. Vaciaremos el interior con una cucharita de vaciado. Rociaremos con un buen chorro de limón, para que no se ennegrezcan. Las pondremos de 5 a 6 minutos en microondas y las reservaremos sin deshacernos del líquido que desprenden.

Mezclaremos los 2 tipos de carne, añadiremos el huevo, el ajo picado, el perejil picado, el pimentón, la pimienta y la sal. Echaremos un chorrito de leche y lo mezclaremos todo muy bien. Añadiremos un poquito de pan rallado (opcional) hasta que nos quede la textura que deseamos y reservaremos.

Con el líquido que nos haya desprendido la alcachofa, al ponerla en el microondas, disolveremos la Maizena y reservaremos.

Pasaremos a hacer la bechamel… Pondremos en una sartén la mantequilla y la leche. En el momento que empiece a hervir, añadiremos la mezcla que hemos hecho de Maizena, con el líquido sobrante de hacer las alcachofas y que tenemos reservado. Removeremos hasta conseguir nuestra bechamel. Añadiremos un poquito de nuez moscada, la sal al gusto y reservaremos.

Pondremos en una bandeja las alcachofas y las rellenaremos con la mezcla de carne picada, que tenemos hecha y reservada. Le añadiremos la bechamel por encima y el queso rallado y lo introduciremos en el horno.

Hornearemos unos 25 minutos con opción aire si se tiene.

Seguidamente decoraremos a nuestro gusto y ya tenemos nuestras alcachofas hechas.

Bon profit

Galletas de jengibre

Ingredientes:

  • 260 g de harina
  • 150 g de mantequilla
  • 100 g de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 huevo
  • Sal

Para decorar (opcional)

  • 1 clara de huevo
  • 250 g azúcar glas
  • Zumo de medio limón
  • Chocolate de cobertura
  • Colorante alimentario

Preparacion:

Mezclaremos el azúcar con la mantequilla la cual tendremos a temperatura ambiente. Una vez lo tengamos integrado todo, añadiremos el huevo, mezclaremos y reservaremos.

Mezclaremos la harina con la canela y el jengibre y añadiremos a la mezcla que tenemos reservada, mezclándolo todo. Añadiremos un punto de sal para realzar el sabor.

Una vez tengamos todo bien compacto, lo envolveremos en papel film y lo pondremos en la nevera una media hora, para que nos coja consistencia.

Transcurrido dicho tiempo, lo extenderemos sobre una base adecuada, y moldearemos los muñequitos de jengibre.

Precalentaremos el horno a 220 ºC. Mientras, los pondremos sobre una bandeja. Los introduciremos en el horno de 10 a 12 minutos dependiendo del tipo de horno.

Extraeremos la bandeja del horno y dejaremos enfriar.

Decoraremos al gusto.

Empanada de morcilla, cebolla caramelizada y piñones

Ingredientes:

Para la masa

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera
  • 250 ml de agua
  • 100 ml de vino blanco
  • 25 gr de levadura fresca
  • 70 gr de manteca de cerdo
  • 100 a 150 gr de harina (para ir haciendo la masa consistente)

Para el relleno

  • 4 morcillas
  • 25 gr de piñones
  • 1 kg de cebollas
  • 1 huevo

Preparación:

Cogeremos el kilo de cebollas, las pelaremos y las trocearemos estilo juliana. Las pondremos en un wok a fuego muy lento, entre una hora u hora y media, para que caramelice con su propio azúcar.

Mientras tanto haremos la masa de la empanada…

Introduciremos los 500 gramos de harina en un bol, le agregaremos la sal y el pimentón de la Vera, haciendo que se mezcle por toda la harina.
En un recipiente pondremos el agua y el vino. Lo calentaremos en el microondas unos 30 segundos, lo suficiente para que el líquido coja una temperatura templada, añadiendo la levadura que con la ayuda de una cuchara, disolveremos.

Pasaremos a agregar el líquido con la levadura a la harina que tenemos en el bol, mezclando y haciendo una masa con todo ello. Cuando consigamos que se nos separe de las paredes del bol, añadiremos la manteca de cerdo, lo pasaremos a poner sobre el mármol para continuar amasando y que coja consistencia. Nos ayudaremos con 150 gramos que tenemos reservados de harina, para que se nos vaya despegando de la madera o encimera en donde estemos trabajando. Una vez lo tengamos bien integrado, lo vamos amasando en forma de redonda, dejándolo en el mismo bol para que doble su tamaño mientras reposa la masa.

Cogeremos las cuatro morcillas, les quitaremos la piel, pondremos al fuego un wok y añadiremos estas troceadas, salteándolas en el wok, agregaremos la cebolla que tenemos caramelizada y los piñones. Haremos que se distribuya todo y lo dejaremos reservado.

Seguidamente cogeremos la masa que ya habrá doblado su tamaño y la volveremos a amasar ligeramente, para sacarle el exceso de aire. Haremos de la masa que tenemos, dos partes. Una un poco más pequeña y la otra un poquito más grande.

Las extenderemos y las pasaremos con el rodillo para dejarlas lo más finas posible. Dejaremos las dos partes más o menos iguales. Una será como base y la otra para tapar nuestra empanada.

Cuando tengamos extendida toda la zona inferior, pasaremos a poner sobre esta, el relleno que tenemos reservado de morcilla, piñones y cebolla.

Con el otro trozo de masa, también la dejaremos muy finamente extendida y pasaremos a tapar el relleno que tenemos. Con la ayuda de los dedos o la punta de un tenedor, dejaremos la masa bien sellada por los laterales. Pincharemos la superficie, para que no se nos hinche excesivamente a la hora de hornear y lo decoraremos como queramos.

Batiremos el huevo y con un pincel, pintaremos toda la superficie de la empanada, para que nos coja un aspecto dorado bonito.

Tendremos nuestro horno precalentado a 220 ºC en el momento de introducir la empanada, lo bajaremos y dejaremos a 200 ºC durante 5 a 10 minutos, dependiendo del horno y seguidamente bajaremos a 180 ºC hasta que la tengamos lista por completo. En total serán unos 20 minutos más o menos.

Ya tenemos nuestra empanada lista.

  

Panellets

Ingredientes:

  • 250 g de almendra molida
  • 200 g de azúcar
  • 70 ml de agua
  • Raspadura de naranja y de limón al gusto
  • 2 huevos
  • Piñones

Preparación:

Pondremos un bote a fuego lento, añadiendo el agua y el azúcar. Lo disolveremos haciendo un pequeño almíbar.
Añadiremos la raspadura de naranja y de limón, apagaremos el fuego y añadiremos la almendra molida removiéndola hasta que se nos separe de la cazuela.

  

 

Lo dejaremos templar. Haremos una bola con la masa, envolviéndola en un papel film y la pondremos en la nevera, dejándola reposar de 2 a 4 horas como mínimo.

Una vez la tengamos reposada, pasaremos a hacer pequeñas partes y de éstas, bolitas de unos 10-15 gramos y las reservaremos.

 

En un bol, prepararemos los piñones y les añadiremos una yema de huevo.

 

Estos la irán absorbiendo haciendo que queden pegajosos, ayudándonos a que se nos adhieran mejor a las bolas que tenemos reservadas.
Pasaremos las bolas cogiendo un puñado de piñones en la mano y apretándolos, dándoles la forma redonda inicial y poniéndolas en una bandeja sobre papel de hornear.
Finalizado el proceso y con la ayuda de un pincel de repostería, pasaremos la otra yema de huevo sobre estos, para que nos cojan color.

 

Mientras tanto, pondremos el horno a 220 ºC y una vez esté caliente, añadiremos la bandeja con los panellets de 7 a 10 minutos, dependerá siempre del horno.
Cuando los veamos dorados, ya los podremos sacar y dejar enfriar.

Si queremos que nos cojan un color más brillante, con la ayuda de un envase spray, los rociaremos con un poquito de miel disuelta en anís, y cogerán un color brillante.

Ya tenemos nuestros panellets listos.