Focaccia

Ingredientes:

  • 250 ml de agua
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 25 g de levadura fresca
  • Una pizca de azúcar
  • 500 g de harina
  • Una pizca de sal

Para decorar…

  • Tomatitos cherry
  • Cebolla
  • Olivas
  • Aceite de oliva
  • Tomillo

Preparación:

En un recipiente pondremos el agua, el aceite, la levadura desmenuzada y una pizca de azúcar. Lo removeremos todo y calentaremos 30 segundos en el microondas.

Cogeremos la harina y la pondremos en un bol. Mezclaremos la sal y hacemos un pequeño hueco en el centro. Con las manos, iremos incorporando ligeramente en el interior, la mezcla que hemos sacado del microondas, haciendo que se vaya integrando poco a poco.

Una vez todo integrado, pasaremos a amasarlo unos 5 minutos, sobre el mármol, haciendo una pequeña bola y dejándolo que repose media hora.

Transcurrido dicho tiempo, cogeremos la bola y con la ayuda de un rodillo, la alisaremos formando un pequeño rectángulo y doblando éste en tres partes. Lo volvemos a dejar reposar media hora más. Esta acción, la repetimos en un par de ocasiones más.

Transcurrida las tres dobleces, pasaremos a hacer dos partes de dicha masa, extendiéndolas y dándoles la forma de un par de rectángulos. Los taparemos y los dejaremos media hora más que fermenten.

Cuando nos hayan fermentado esta última vez, pasaremos con los propios dedos a hacer pequeños huecos. Con la ayuda de una brocha, los pintaremos con buenas dosis de aceite de oliva y espolvorearemos el tomillo por encima.

Pondremos por encima el tomate, en una de las masas. La cebolla en la otra masa. Rociaremos por encima un poco más de aceite, ya que dicho rociado, hará que la parte superior nos quede más crujiente. Precalentaremos el horno a 200 ºC. Una vez introducidas las masas, bajaremos éste a 180 ºC y lo hornearemos unos 25 minutos más o menos, dependiendo del horno.

Ya tenemos nuestra focaccia, hecha.

Bizcocho tradicional

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 120 g harina
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 1 pellizco de sal
  • 120 g azúcar
  • Raspadura de limón
  • 70 ml de aceite

 

Preparación:

Dispondremos de 2 bols. En uno pondremos las claras, en el otro las yemas y reservaremos.

Tamizaremos la harina, añadiremos la levadura y reservaremos.

Seguidamente cogeremos el bol donde tenemos las claras y añadiremos el pellizco de sal. Con unas varillas eléctricas, pasaremos a montarlas, hasta ponerlas a punto de nieve. A medio batir añadiremos un poco de azúcar. Continuaremos batiendo hasta lograr el punto de nieve. Reservaremos.

Cogeremos el bol de las yemas y añadiremos el resto de azúcar, la raspadura y batiremos hasta que las yemas clareen. En ese momento, y sin dejar de batir, iremos añadiendo el aceite en forma de hilo.

Una vez esté todo emulsionado, pasaremos a dejar las varillas eléctricas. Con la ayuda de una lengua pastelera y con movimientos envolventes, iremos integrando poco a poco, toda la harina con la levadura.

Cuando lo tengamos ya todo integrado, pasaremos a agregar poco a poco, las claras que tenemos a punto de nieve. Con la ayuda de la lengua pastelera, lentamente y con movimientos envolventes, hasta lograr integrarlas, haciendo que conserve el máximo aire posible.

Pasaremos a preparar el molde con papel de hornear. Lo humedeceremos un poco, para que se nos haga más fácil, el poder amoldarlo al recipiente donde vamos a hacer el bizcocho.

Previamente habremos calentado el horno a 200 ºC. En el momento que pongamos el recipiente con la masa del bizcocho en el horno, lo bajaremos a 180 ºC y lo hornearemos unos 40 minutos más o menos, siempre dependerá del horno.

Ya tenemos nuestro bizcocho tradicional, preparado y listo para saborear.

 

Corazón salado de cóctel

Ingredientes:

Para el bizcocho…
  • 4 huevos
  • Sal
  • 125 g de azúcar
  • Raspadura de un limón
  • 70 ml de aceite
  • 125 g de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 50 ml de anís
Para  la salsa rosa…
  • Mayonesa
  • Salsa ketchup
  • Mostaza
  • El zumo de un limón
  • 1 chupito de coñac (Opcional)
  • Sal
Para el relleno…
  • Langostinos
  • Piña
  • Palitos de cangrejo
  • Piñones
Para la decoración…
  • Mermelada de pimientos del piquillo
  • Queso Philadelphia
  • Perejil
  • Ensalada al gusto

 

Preparación:

Bizcocho…

Cogeremos los 4 huevos y en 2 bols, separaremos las claras de las yemas.

Cogeremos las claras y añadiremos una pizca de sal. Las montaremos a punto de nieve y reservaremos.

Cogeremos las yemas y las batiremos, añadiendo el azúcar y la raspadura de limón.

Cuando las yemas hayan clareado, iremos añadiendo lentamente el aceite.

A continuación, con movimientos envolventes, añadiremos la harina y levadura previamente tamizadas e incorporaremos el anís. Continuando con movimientos envolventes, añadiremos las claras que previamente teníamos reservadas.

Tras colocarla bien extendida sobre una bandeja, pasaremos a hornear. Horno precalentado a 200 °C y bajandolo 180 °C cuando introduzcamos la masa.

Hornearemos unos 15 minutos (puede variar dependiendo el tipo de horno) sacándolo cuando esté listo. Lo partiremos por la mitad (vertical) y reservaremos.

La salsa rosa…

Cogeremos la mayonesa, el ketchup y la mostaza. Mezclaremos añadiendo el zumo de limón y el coñac (opcional) Reservaremos.

El relleno…

Pasaremos a cortar y mezclar los langostinos, piña y palitos de cangrejo. Incorporaremos los piñones con la salsa. Mezclaremos todo y reservaremos.

Con la ayuda de una plantilla (en este caso forma de corazón), cortaremos las 2 partes del bizcocho con la forma deseada.

Pasaremos a rellenar una de las partes del bizcocho y con la otra, lo taparemos (como si fuera un sándwich).

La decoración…

Decoraremos al gusto y emplataremos con la ensalada.

 

Bizcocho de manzana y nueces

Ingredientes:

  • 1 limón
  • 2 manzanas reineta grandes
  • 3 sobrecitos de azúcar avainillado
  • 1 cereza
  • 5 huevos
  • 1 pizca de sal
  • 125 g de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 70 ml de aceite de girasol
  • 125 g de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 1 puñado de nueces

Preparación:

Lavaremos bien el limón, rallaremos la piel y reservaremos.

Lavaremos y pelaremos las manzanas, partiéndolas por la mitad y descorazonándolas. Las cortaremos en láminas muy finitas y las rociaremos con el zumo de medio limón, del cual acabamos de rallar la piel. Las reservaremos.

Con papel vegetal, forraremos el fondo del molde, en el cual vamos a hacer el bizcocho. Una vez forrado, verteremos los 3 sobrecitos de azúcar avainillado. Si se prefiere se puede hacer un almíbar y poner el azúcar caramelizado.

Con la manzana laminada, forraremos todo el fondo, poniendo en el centro la cereza. La manzana sobrante nos servirá para el relleno. Este tipo de bizcocho, se llama bizcocho de manzana invertido, ya que cuando esté acabado, le daremos la vuelta quedando en el fondo la actual parte superior. Ya teniendo el fondo forrado, lo reservaremos y pasaremos a hacer el bizcocho.

Cogeremos los 5 huevos y 2 bols. En uno pondremos las claras y en otro pondremos las yemas.

Donde tenemos las claras, echaremos una pizca de sal y un cuarto del azúcar (unos 30 g) del total que tenemos preparada. Lo mezclaremos, pondremos las claras a punto de nieve y reservaremos.

Cogeremos las yemas, empezaremos a batirlas agregando el resto del azúcar, la ralladura del limón, la esencia de vainilla y el aceite.

Una vez tengamos todo incorporado, añadiremos tamizadas harina y levadura, hasta que consigamos integrarlo. Añadiremos las nueces y en trozos, el resto de manzana que nos haya quedado, bien mezclado.

Una vez lo tengamos todo integrado y sin que pierda el aire que haya cogido, añadiremos las claras que tenemos a punto de nieve.

Cuando todo esté bien integrado, lo pasaremos al recipiente que tenemos reservado con la manzana en el fondo, añadiendo todo el preparado del bizcocho por encima.

Hornearemos durante 35 o 45 minutos dependiendo del horno, a una temperatura de 180 ºC, con calor arriba y abajo. Si nuestro horno dispone de aire, mejor. Si no lo tiene, es suficiente.

Transcurrido dicho tiempo, pincharemos para verificar que el bizcocho este completamente cocido.

Una vez esté frío, pasaremos a desmoldarlo dándole la vuelta, quedando el reverso por encima.

Ya tenemos nuestro bizcocho de manzana hecho.

La decoración se puede hacer al gusto, por ejemplo con chocolate con nueces o con lo que mejor nos agrade.

 

Empanada de morcilla, cebolla caramelizada y piñones

Ingredientes:

Para la masa

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera
  • 250 ml de agua
  • 100 ml de vino blanco
  • 25 gr de levadura fresca
  • 70 gr de manteca de cerdo
  • 100 a 150 gr de harina (para ir haciendo la masa consistente)

Para el relleno

  • 4 morcillas
  • 25 gr de piñones
  • 1 kg de cebollas
  • 1 huevo

Preparación:

Cogeremos el kilo de cebollas, las pelaremos y las trocearemos estilo juliana. Las pondremos en un wok a fuego muy lento, entre una hora u hora y media, para que caramelice con su propio azúcar.

Mientras tanto haremos la masa de la empanada…

Introduciremos los 500 gramos de harina en un bol, le agregaremos la sal y el pimentón de la Vera, haciendo que se mezcle por toda la harina.
En un recipiente pondremos el agua y el vino. Lo calentaremos en el microondas unos 30 segundos, lo suficiente para que el líquido coja una temperatura templada, añadiendo la levadura que con la ayuda de una cuchara, disolveremos.

Pasaremos a agregar el líquido con la levadura a la harina que tenemos en el bol, mezclando y haciendo una masa con todo ello. Cuando consigamos que se nos separe de las paredes del bol, añadiremos la manteca de cerdo, lo pasaremos a poner sobre el mármol para continuar amasando y que coja consistencia. Nos ayudaremos con 150 gramos que tenemos reservados de harina, para que se nos vaya despegando de la madera o encimera en donde estemos trabajando. Una vez lo tengamos bien integrado, lo vamos amasando en forma de redonda, dejándolo en el mismo bol para que doble su tamaño mientras reposa la masa.

Cogeremos las cuatro morcillas, les quitaremos la piel, pondremos al fuego un wok y añadiremos estas troceadas, salteándolas en el wok, agregaremos la cebolla que tenemos caramelizada y los piñones. Haremos que se distribuya todo y lo dejaremos reservado.

Seguidamente cogeremos la masa que ya habrá doblado su tamaño y la volveremos a amasar ligeramente, para sacarle el exceso de aire. Haremos de la masa que tenemos, dos partes. Una un poco más pequeña y la otra un poquito más grande.

Las extenderemos y las pasaremos con el rodillo para dejarlas lo más finas posible. Dejaremos las dos partes más o menos iguales. Una será como base y la otra para tapar nuestra empanada.

Cuando tengamos extendida toda la zona inferior, pasaremos a poner sobre esta, el relleno que tenemos reservado de morcilla, piñones y cebolla.

Con el otro trozo de masa, también la dejaremos muy finamente extendida y pasaremos a tapar el relleno que tenemos. Con la ayuda de los dedos o la punta de un tenedor, dejaremos la masa bien sellada por los laterales. Pincharemos la superficie, para que no se nos hinche excesivamente a la hora de hornear y lo decoraremos como queramos.

Batiremos el huevo y con un pincel, pintaremos toda la superficie de la empanada, para que nos coja un aspecto dorado bonito.

Tendremos nuestro horno precalentado a 220 ºC en el momento de introducir la empanada, lo bajaremos y dejaremos a 200 ºC durante 5 a 10 minutos, dependiendo del horno y seguidamente bajaremos a 180 ºC hasta que la tengamos lista por completo. En total serán unos 20 minutos más o menos.

Ya tenemos nuestra empanada lista.

  

Tarta mousse de turrón

Ingredientes:

Para el bizcocho

  • 4 huevos
  • 70 ml de aceite
  • Raspadura de medio limón
  • 120 gr azúcar
  • 120 gr harina
  • 1 levadura en polvo (Lo que cabe en una cucharilla de café)
  • 1 chispa de sal

Preparación:

Separaremos claras de yemas. En las claras, pondremos la chispa de sal, para que nos ayude a montar mejor.

A medio montar, añadiremos la mitad del azúcar y batiremos hasta que nos quede el merengue. Reservaremos.

En otro recipiente, pondremos las yemas y empezaremos a batir con el resto de azúcar. Añadiremos la raspadura del limón y el aceite formando una crema.  Añadiremos la harina y levadura que previamente habremos tamizado, incorporándola hasta formar una masa.

A esta masa, añadiremos poco a poco, el merengue que tenemos reservado, formando una masa ligera y cremosa.

Una vez tenemos la masa, la extenderemos sobre un papel de hornear, como si fuéramos a preparar una plancha de bizcocho.

Con el horno precalentado a 180 ºC, lo horneamos unos 15 a 20 minutos y reservaremos hasta que se nos enfríe. Una vez frío lo recortaremos y adaptaremos al molde. De esta manera, será el fondo del pastel.


Ingredientes:

Para la Mousse

  • Una barra de turrón blando de almendra
  • 250 ml de nata
  • 2 huevos
  • 250 ml leche entera
  • 50 gr de azúcar
  • 6 hojas de gelatina
  • Un chupito de Jerez

Para decoración

  • 1 barra chocolate
  • Unas cerezas en almíbar
  • Hojas de menta

Preparación:

Prepararemos un molde de 24 cm más o menos, si puede ser desmoldable, para facilitar a la hora de presentación.

Forraremos, tanto  la base como los laterales de papel de hornear. Esto facilitará el desmolde de la tarta.

Pondremos la base de bizcocho hecha anteriormente, en el molde, amoldando esta y dándole forma del molde. Reservaremos.
Mientras tanto, pondremos las hojas de gelatina en agua fría, para que se hidraten y reservaremos.

A continuación, prepararemos el relleno de la tarta mousse de turrón. Montaremos la nata y la guardaremos en la nevera.

Seguidamente hacemos una crema sambayón, que está compuesta de yemas, azúcar y un chupito de Jerez. Mezclaremos las yemas con el azúcar y lo batiremos enérgicamente en un cuenco que tendremos puesto al baño maría. Cuando empiece a coger volumen, añadiremos lentamente el jerez (cociéndolo hasta una temperatura de 70 ºC, no superior ya que los huevos se cuajarían), sin dejar de batir hasta retirarlo del fuego. Cuando la tengamos hecha reservaremos.

Pasaremos a mezclar la barra de turrón, que previamente habremos troceado, con la leche. Lo pondremos a fuego lento, consiguiendo que se nos mezcle por completo. No dejaremos de remover para que no se nos pegue. Lo separaremos del fuego y añadiremos la gelatina bien escurrida, una a una hasta conseguir que se integren. A continuación, añadiremos la crema de sambayón que tenemos reservada y dejaremos que se temple.
Una vez templada, lo mezclaremos todo con la nata, hasta que nos quede bien integrado. Una vez lo tengamos todo integrado, lo añadiremos sobre el bizcocho que teníamos reservado.

Ya tenemos nuestra mousse de turrón. La dejaremos mínimo de 3 a 4 horas en la nevera, para que coja consistencia y cuerpo.

A la hora de decorar lo haremos como mejor nos agrade. En este caso, rallaremos sobre la tarta, la barra de chocolate como si fueran virutas, pondremos las cerezas por encima y las hojas de menta como si fueran las hojas de las cerezas.

Desmoldaremos y emplataremos nuestra tarta, poco antes de servirla.

Ya tenemos nuestra tarta..

P.d. La base se puede hacer con galleta y mantequilla si gusta más y sin tener que usar el horno.

  

Tartin de mousse de fresa

Ingredientes para el bizcocho:

  • 75 g de harina
  • 75 g de azúcar
  • 3 huevos
  • 40 ml de aceite de girasol
  • 5 g de levadura
  • Una pizca de sal
  • Raspaduras de naranja y limón

(con estas cantidades nos salen 6 bases de unos 10 a 12 centímetros)

Ingredientes para la mousse:

  • Gelatina neutra 2 a 3 hojas
  • 300 g de fresas
  • 90 g de azúcar
  • 200 g de nata para montar
  • Una clara de huevo (opcional)

 

Preparación del bizcocho

En un bol, tamizaremos la harina y la levadura reservándolo.

Cascaremos los huevos e introduciremos en otro bol. Añadiremos una pizca de sal.

Con la ayuda de una batidora manual o eléctrica, pondremos los huevos a punto pomada, añadiendo el azúcar hasta que triplique su volumen, añadiendo el aceite y la raspadura de naranja y limón, sin dejar de batir.

Seguidamente y con la ayuda de una lengua pastelera, añadiremos lentamente la harina, y la levadura que teníamos tamizada y reservada, mezclandolo muy lentamente con movimientos envolventes para que no nos baje todo el aire que ha cogido.

Sobre una bandeja para horno, colocaremos una hoja de papel de hornear. Sobre ésta, colocaremos la mezcla que tenemos preparada, lo más extendida y uniforme posible. La introduciremos en el horno que previamente habremos calentado a 200 ºC, bajando la temperatura de éste a 180 ºC. Hornearemos entre 12 y 15 minutos.

Una vez el bizcocho esté al punto, lo sacaremos del horno, en el mismo papel de hornear. Cuando se nos haya enfriado, con un molde cortaremos las bases de nuestros tartines.

Preparación de la mousse

Hidrataremos las hojas de gelatina en agua bien fría, unos 5 minutos.

Lavaremos, limpiaremos las fresas y las trituraremos hasta hacer un puré. Si no queremos que contenga las semillas de las fresas las colaremos.

Calentaremos el puré de las fresas junto con el azúcar. Cuando empiece a hervir lo separaremos del fuego y añadiremos las hojas de gelatina que tenemos en remojo, escurriéndolas bien y dándoles vueltas hasta que se nos integre perfectamente con el puré que teníamos. Dejaremos que se temple un poco y se nos quede a temperatura ambiente.

Mientras montaremos la nata. Lo mismo haremos pero por separado, con la clara de huevo, si hemos optado por ésta.

Para obtener la mousse, deberemos mezclar la mitad del puré con la nata, también con la clara, de haber optado por ésta. Todo ello con movimientos envolventes para lograr que se nos baje lo menos posible. Una vez integrado lo enmoldaremos en nuestros moldes, dejándolos refrigerar entre 2 y 4 horas y si es toda la noche mejor.

Para hacer el montaje, cogeremos el molde y lo forraremos con papel de hornear por dentro.

Introduciremos la base de bizcocho. Cortaremos una fresa finamente y las pondremos en las paredes interiores del molde, verteremos la mousse y la dejamos enfriar un par de horas. El resto del puré lo añadiremos por encima y lo dejamos un par de horas más. Trascurrido dicho tiempo, desmoldearemos y lo decoraremos al gusto.

 

 Magdalenas reposadas

Ingredientes:

  • 125 g de azúcar
  • Ralladura de naranja y limón
  • 125 g mantequilla disuelta y templada
  • 125 ml de leche entera o nata líquida fría
  • 2 huevos grandes
  • 185 g de harina
  • 8 g de levadura química

Preparación:

  • Pondremos el azúcar en un bol.
  • Agregaremos las ralladuras de naranja, limón o ambas.
  • Agregaremos la mantequilla, en forma de hilo para emulsionar y seguidamente la leche o nata fría, lentamente.
  • Cascaremos y añadiremos también los huevos.
  • Mezclaremos la levadura con la harina que tenemos tamizada e incorporaremos lentamente todo a la masa que ya teníamos.
  • Dejaremos reposar dicha masa un mínimo de media a una hora (como mejor resultado, toda una noche)
  • Tras reposar la masa, el siguiente paso es, con la ayuda de una manga pastelera, rellenar los recipientes de magdalenas a tres cuartas partes del borde. Si nos queremos asegurar que no se nos deforman, con la ayuda de unas flaneras o similar, nos pueden servir, para que no pierdan cuerpo. Si queremos un mejor resultado tendremos precalentado el horno a 250 C°. Una vez introducimos las magdalenas bajamos el horno a 220 C° y horneamos entre 12 a 15 minutos.
  • Con estas medidas salen unas 15 unidades más o menos.
  • Ya tenemos listas nuestras Magdalenas.

 

Brazo de bizcocho de chocolate con crema

Ingredientes:

  • 100 g de azúcar
  • 70 g de harina
  • 30 g de cacao en polvo
  • 10 g de levadura en polvo
  • raspadura de naranja y limón
  • 50 ml de aceite de girasol
  • 4 huevos
  • 1 pizca de sal

 

Preparación:

En un bol, tamizaremos la harina, el cacao y la levadura reservándolo.

Cascaremos los huevos e introduciremos en otro bol. Añadiremos una pizca de sal.

Con la ayuda de una batidora manual o eléctrica, pondremos los huevos a punto pomada, añadiendo el azúcar hasta que triplique su volumen, añadiendo el aceite y la raspadura de naranja y limón, sin dejar de batir.

Seguidamente y con la ayuda de una lengua pastelera, añadiremos lentamente la harina, el cacao y la levadura que teníamos tamizada y reservada, muy lentamente con movimientos envolventes para que no nos baje todo el aire que ha cogido.

Sobre una bandeja para horno, colocaremos una hoja de papel de hornear. Sobre ésta, colocaremos la mezcla que tenemos preparada, lo más extendida y uniforme posible. La introduciremos en el horno que previamente habremos calentado a 200 ºC, bajando la temperatura de éste a 180 ºC. Hornearemos entre 12 y 15 minutos.

Una vez el bizcocho esté al punto, lo sacaremos del horno, en el mismo papel de hornear. Antes de que se enfríe, lo tendremos que enrollar sobre sí mismo.

 

Ya tenemos nuestro brazo preparado, para poderle agregar la crema o la nata, esto va al gusto.
Para decorar, lo podremos hacer con chocolate blanco y negro, que previamente tendremos fundido y preparado.

  

Roscón de Reyes

Ingredientes:
  • 500 g de harina
  • 3 huevos
  • 100 g de mantequilla
  • 25 g levadura fresca
  • 1 cucharada de agua de azahar
  • 150 ml de leche
  • 100 g de azúcar
  • 1 limón
  • 1 haba seca
  • 1 figurita horneable
  • Fruta confitada para decorar

 

Preparación:

En un bol mezclaremos 10 g de levadura con 3 o 4 cucharadas de leche tibia. Añadiremos y mezclaremos 100 g de harina. Lo trabajamos hasta lograr una masa consistente. Lo dejamos reposar como mínimo unos 10 minutos  y reservamos.

Ponemos la harina restante en otro bol y añadimos 2 huevos, el azúcar, el resto de leche, incorporamos el resto de levadura y el agua de azahar. Lo mezclamos y añadimos la raspadura de piel del limón. Trabajamos la masa, la extendemos, agregamos la mantequilla, amasamos todo durante unos 5 minutos y añadimos la masa que teníamos reservada. Seguiremos amasando unos cuantos minutos más.

Espolvorearemos con harina, taparemos con un paño y la dejamos reposar un par o tres de horas (Dentro del horno apagado es un buen lugar).

Pasado este tiempo la volvemos a amasar de nuevo y la dejamos un par de horas más. Cuando haya pasado dicho tiempo, sacamos la masa, la dividimos en dos partes o en una, dependerá lo grande que queramos los roscones. Formamos el roscón, lo adornamos con la fruta al gusto y lo ponemos sobre la plancha del horno encima del papel de hornear.

Batimos el huevo restante, y pintamos el roscón con cuidado de que no se nos baje la fermentación. Por supuesto introducimos el haba y la sorpresa. Lo horneamos unos 20 minutos a 180°C horno y grill, posición de bandeja baja. El horno previamente lo tendremos encendido. El tiempo siempre podrá variar según el horno y su potencia.

image0000001     image0000002