Tarta mousse de turrón

Ingredientes:

Para el bizcocho

  • 4 huevos
  • 70 ml de aceite
  • Raspadura de medio limón
  • 120 gr azúcar
  • 120 gr harina
  • 1 levadura en polvo (Lo que cabe en una cucharilla de café)
  • 1 chispa de sal

Preparación:

Separaremos claras de yemas. En las claras, pondremos la chispa de sal, para que nos ayude a montar mejor.

A medio montar, añadiremos la mitad del azúcar y batiremos hasta que nos quede el merengue. Reservaremos.

En otro recipiente, pondremos las yemas y empezaremos a batir con el resto de azúcar. Añadiremos la raspadura del limón y el aceite formando una crema.  Añadiremos la harina y levadura que previamente habremos tamizado, incorporándola hasta formar una masa.

A esta masa, añadiremos poco a poco, el merengue que tenemos reservado, formando una masa ligera y cremosa.

Una vez tenemos la masa, la extenderemos sobre un papel de hornear, como si fuéramos a preparar una plancha de bizcocho.

Con el horno precalentado a 180 ºC, lo horneamos unos 15 a 20 minutos y reservaremos hasta que se nos enfríe. Una vez frío lo recortaremos y adaptaremos al molde. De esta manera, será el fondo del pastel.


Ingredientes:

Para la Mousse

  • Una barra de turrón blando de almendra
  • 250 ml de nata
  • 2 huevos
  • 250 ml leche entera
  • 50 gr de azúcar
  • 6 hojas de gelatina
  • Un chupito de Jerez

Para decoración

  • 1 barra chocolate
  • Unas cerezas en almíbar
  • Hojas de menta

Preparación:

Prepararemos un molde de 24 cm más o menos, si puede ser desmoldable, para facilitar a la hora de presentación.

Forraremos, tanto  la base como los laterales de papel de hornear. Esto facilitará el desmolde de la tarta.

Pondremos la base de bizcocho hecha anteriormente, en el molde, amoldando esta y dándole forma del molde. Reservaremos.
Mientras tanto, pondremos las hojas de gelatina en agua fría, para que se hidraten y reservaremos.

A continuación, prepararemos el relleno de la tarta mousse de turrón. Montaremos la nata y la guardaremos en la nevera.

Seguidamente hacemos una crema sambayón, que está compuesta de yemas, azúcar y un chupito de Jerez. Mezclaremos las yemas con el azúcar y lo batiremos enérgicamente en un cuenco que tendremos puesto al baño maría. Cuando empiece a coger volumen, añadiremos lentamente el jerez (cociéndolo hasta una temperatura de 70 ºC, no superior ya que los huevos se cuajarían), sin dejar de batir hasta retirarlo del fuego. Cuando la tengamos hecha reservaremos.

Pasaremos a mezclar la barra de turrón, que previamente habremos troceado, con la leche. Lo pondremos a fuego lento, consiguiendo que se nos mezcle por completo. No dejaremos de remover para que no se nos pegue. Lo separaremos del fuego y añadiremos la gelatina bien escurrida, una a una hasta conseguir que se integren. A continuación, añadiremos la crema de sambayón que tenemos reservada y dejaremos que se temple.
Una vez templada, lo mezclaremos todo con la nata, hasta que nos quede bien integrado. Una vez lo tengamos todo integrado, lo añadiremos sobre el bizcocho que teníamos reservado.

Ya tenemos nuestra mousse de turrón. La dejaremos mínimo de 3 a 4 horas en la nevera, para que coja consistencia y cuerpo.

A la hora de decorar lo haremos como mejor nos agrade. En este caso, rallaremos sobre la tarta, la barra de chocolate como si fueran virutas, pondremos las cerezas por encima y las hojas de menta como si fueran las hojas de las cerezas.

Desmoldaremos y emplataremos nuestra tarta, poco antes de servirla.

Ya tenemos nuestra tarta..

P.d. La base se puede hacer con galleta y mantequilla si gusta más y sin tener que usar el horno.

  

Anuncios

Panellets

Ingredientes:

  • 250 g de almendra molida
  • 200 g de azúcar
  • 70 ml de agua
  • Raspadura de naranja y de limón al gusto
  • 2 huevos
  • Piñones

Preparación:

Pondremos un bote a fuego lento, añadiendo el agua y el azúcar. Lo disolveremos haciendo un pequeño almíbar.
Añadiremos la raspadura de naranja y de limón, apagaremos el fuego y añadiremos la almendra molida removiéndola hasta que se nos separe de la cazuela.

  

 

Lo dejaremos templar. Haremos una bola con la masa, envolviéndola en un papel film y la pondremos en la nevera, dejándola reposar de 2 a 4 horas como mínimo.

Una vez la tengamos reposada, pasaremos a hacer pequeñas partes y de éstas, bolitas de unos 10-15 gramos y las reservaremos.

 

En un bol, prepararemos los piñones y les añadiremos una yema de huevo.

 

Estos la irán absorbiendo haciendo que queden pegajosos, ayudándonos a que se nos adhieran mejor a las bolas que tenemos reservadas.
Pasaremos las bolas cogiendo un puñado de piñones en la mano y apretándolos, dándoles la forma redonda inicial y poniéndolas en una bandeja sobre papel de hornear.
Finalizado el proceso y con la ayuda de un pincel de repostería, pasaremos la otra yema de huevo sobre estos, para que nos cojan color.

 

Mientras tanto, pondremos el horno a 220 ºC y una vez esté caliente, añadiremos la bandeja con los panellets de 7 a 10 minutos, dependerá siempre del horno.
Cuando los veamos dorados, ya los podremos sacar y dejar enfriar.

Si queremos que nos cojan un color más brillante, con la ayuda de un envase spray, los rociaremos con un poquito de miel disuelta en anís, y cogerán un color brillante.

Ya tenemos nuestros panellets listos.

Brazo de bizcocho de chocolate con crema

Ingredientes:

  • 100 g de azúcar
  • 70 g de harina
  • 30 g de cacao en polvo
  • 10 g de levadura en polvo
  • raspadura de naranja y limón
  • 50 ml de aceite de girasol
  • 4 huevos
  • 1 pizca de sal

 

Preparación:

En un bol, tamizaremos la harina, el cacao y la levadura reservándolo.

Cascaremos los huevos e introduciremos en otro bol. Añadiremos una pizca de sal.

Con la ayuda de una batidora manual o eléctrica, pondremos los huevos a punto pomada, añadiendo el azúcar hasta que triplique su volumen, añadiendo el aceite y la raspadura de naranja y limón, sin dejar de batir.

Seguidamente y con la ayuda de una lengua pastelera, añadiremos lentamente la harina, el cacao y la levadura que teníamos tamizada y reservada, muy lentamente con movimientos envolventes para que no nos baje todo el aire que ha cogido.

Sobre una bandeja para horno, colocaremos una hoja de papel de hornear. Sobre ésta, colocaremos la mezcla que tenemos preparada, lo más extendida y uniforme posible. La introduciremos en el horno que previamente habremos calentado a 200 ºC, bajando la temperatura de éste a 180 ºC. Hornearemos entre 12 y 15 minutos.

Una vez el bizcocho esté al punto, lo sacaremos del horno, en el mismo papel de hornear. Antes de que se enfríe, lo tendremos que enrollar sobre sí mismo.

 

Ya tenemos nuestro brazo preparado, para poderle agregar la crema o la nata, esto va al gusto.
Para decorar, lo podremos hacer con chocolate blanco y negro, que previamente tendremos fundido y preparado.