Huevos al plato

Ingredientes:

  • Huevos
  • Sofrito casero o el que viene hecho (va al gusto)
  • Sal
  • Pimienta
  • Chorizo o jamón
  • Opcionalmente se le puede añadir queso rallado, guisantes y espárragos

Preparación:

  1. En unas pequeñas cazuelas de barro o similar, pondremos en el fondo nuestro sofrito.
  2. Añadiremos el chorizo o jamón o ambas cosas. Si optamos por los ingredientes opcionales, también los guisantes y lo salpimentaremos al gusto.
  3. Introduciremos el huevo en el centro. Si también hemos optado por los espárragos, los añadiremos.
  4. Con el horno precalentado a unos 180 ºC, pasaremos a hornear unos 6 minutos (dependiendo cómo nos guste la cocción del huevo).
  5. Dos minutos antes de que esté la cocción terminada, si deseamos agregaremos el queso en este momento.

Truco para los que nos gustan las yemas un poquito menos cocidas. En el momento de agregar el huevo, sólo pondremos la clara y 2 minutos antes de terminar la cocción, añadiremos la yema horneando al gusto, haciendo así que la yema nos quede un poquito menos hecha.

Nidos de patata con colas de gambones crujiente y huevos de codorniz

Ingredientes:

  • Patatas
  • Gambones
  • Huevos de codorniz
  • Aceite
  • Sal
  • Especias al gusto
  • Harina
  • Huevo
  • Cobertura crujiente

Preparación:

  1. Pelaremos y lavaremos muy bien las patatas, las cortaremos en formato paja, las pondremos en un bol y las taparemos a ras para que no se oxiden. Las reservaremos.
  2. Pelaremos los gambones y los limpiaremos, sacándoles todas las impurezas. Los salaremos, les pondremos las especies al gusto y reservaremos.
  3. Secaremos muy bien las patatas, para que no se peguen al freír.
  4. Con la ayuda de dos coladores, uno un poquito más grande que el otro, pondremos sobre el más grande, una fina lámina de patatas paja, dándoles la forma del colador. Pondremos el colador pequeño encima, así nos aseguramos de dar la forma perfecta (nido). Haremos los nidos que necesitemos.
  5. En una sartén o freidora, pondremos una buena cantidad de aceite, donde podamos sumergir por completo, los nidos que iremos haciendo.
  6. Procederemos a freír las patatas (nidos) unos minutos hasta que se doren, e iremos desmoldando con cuidado que no se nos rompan. Los reservaremos.
  7. Rebozaremos las colas de los gambones, primero con harina, después con huevo batido y por último con el especial preparado crujiente.
  8. Las freiremos en aceite caliente un par de minutos y dejaremos en papel absorbente. Las incorporaremos en el interior de nuestros nidos.
  9. Por último freiremos nuestros huevos de codorniz y también los incorporaremos en nuestros nidos.
  10. Ya tenemos nuestros nidos a punto de degustar. Que aproveche.

 

Quiche de setas, gambas y beicon

Ingredientes:

Para la masa quebrada

  • 250 g de harina
  • 2 huevos
  • 125 g de mantequilla
  • Sal (hierbas al gusto)

Para el relleno

  • Aceite de oliva
  • 200 g de beicon
  • Ajo
  • Cebolla
  • 1/2 kg de setas (boletos)
  • 150 g de gambas
  • 3 huevos
  • 200 ml de nata
  • 100 g de queso rallado

Preparación de la masa quebrada

    1. Pondremos en un bol la harina, añadiremos la mantequilla en punto pomada, la sal y las hierbas al gusto.
    2. Pasaremos a integrar con ayuda de las manos, haciendo que nos queden como unas migas.
    3. A continuación añadiremos los huevos que previamente hemos batido.
    4. Pasaremos a integrar todo muy bien, formaremos una bola, la envolveremos con papel film y la dejaremos reposar unos 10 minutos en la nevera.
    5. Transcurrido dicho tiempo y con ayuda de un rodillo y un poco de harina, la pasaremos a extender encima del mármol, haciendo una capa fina para poder incorporar a nuestro recipiente.
    6. Antes de introducirla en el recipiente, forraremos éste con papel de hornear, para que sea más fácil a la hora de desmoldar.
    7. Una vez forrado el recipiente, pondremos la masa, la pincharemos un poco con un tenedor y volveremos a poner otro papel por encima, tapándola y añadiendo garbanzos o frijoles (lo que se tenga a mano, para que nos haga de peso y no nos suba la masa).
    8. Pasaremos a hornear  unos 10 minutos a unos 180 ºC. Transcurrido dicho tiempo la sacaremos del horno y la reservaremos.

Preparación del relleno

      1. En una sartén, pondremos un par de cucharadas de aceite de oliva a fuego moderado fuerte.
      2. Cortaremos en taquitos pequeños el beicon y lo incorporaremos en la sartén, bajando el fuego a moderado suave.
      3. Cortaremos el ajo y la cebolla lo más pequeño posible, los incorporaremos a la sartén donde tenemos el beicon y lo dejaremos unos minutos, hasta que nos transparente la cebolla.
      4. Mientras tanto, limpiaremos y pelaremos todos nuestros boletos y los cortaremos a trocitos chiquititos, para poderlos incorporar al beicon, ajo y cebolla que ya tenemos mientras que se nos va a pochando, dejándolos también unos minutos.
      5. Cuando nos parezca que ya los tenemos cocidos, apagaremos el fuego y lo dejaremos que se vaya enfriando. Reservaremos.
      6. Mientras tanto, en un bol batiremos los huevos, incorporaremos las gambas crudas, peladas y troceadas, añadiremos la nata y el queso rallado.
      7. Cuando ya se nos hayan templado el beicon y los boletos junto con el ajo y la cebolla, lo introduciremos en la mezcla de huevo, nata y queso y lo mezclaremos todo.
      8. Una vez lo tengamos todo bien mezclado, lo pasaremos a añadir a la masa quebrada que teníamos reservada, distribuyéndolo todo homogéneamente.
      9. Cuando lo tengamos todo bien distribuido, tendremos el horno precalentado a 180 o 190 ºC e incorporaremos nuestra quiche que ya tenemos a punto de hornear, de 30 a 35 minutos. Siempre dependerá de la temperatura alcanzada del horno.
      10. Cuando ya lo tengamos cocido, esperaremos que se nos temple a temperatura ambiente, ya que si intentáramos desmoldarlo en caliente, sería muy posible que se nos rompa. Lo dejaremos templar un poco y con la ayuda del papel de hornear, nos saldrá muy fácilmente. Ya tenemos hecha nuestra quiche de beicon, boletos y gambas.

 

                       

Corazón salado de cóctel

Ingredientes:

Para el bizcocho…
  • 4 huevos
  • Sal
  • 125 g de azúcar
  • Raspadura de un limón
  • 70 ml de aceite
  • 125 g de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 50 ml de anís
Para  la salsa rosa…
  • Mayonesa
  • Salsa ketchup
  • Mostaza
  • El zumo de un limón
  • 1 chupito de coñac (Opcional)
  • Sal
Para el relleno…
  • Langostinos
  • Piña
  • Palitos de cangrejo
  • Piñones
Para la decoración…
  • Mermelada de pimientos del piquillo
  • Queso Philadelphia
  • Perejil
  • Ensalada al gusto

 

Preparación:

Bizcocho…

Cogeremos los 4 huevos y en 2 bols, separaremos las claras de las yemas.

Cogeremos las claras y añadiremos una pizca de sal. Las montaremos a punto de nieve y reservaremos.

Cogeremos las yemas y las batiremos, añadiendo el azúcar y la raspadura de limón.

Cuando las yemas hayan clareado, iremos añadiendo lentamente el aceite.

A continuación, con movimientos envolventes, añadiremos la harina y levadura previamente tamizadas e incorporaremos el anís. Continuando con movimientos envolventes, añadiremos las claras que previamente teníamos reservadas.

Tras colocarla bien extendida sobre una bandeja, pasaremos a hornear. Horno precalentado a 200 °C y bajandolo 180 °C cuando introduzcamos la masa.

Hornearemos unos 15 minutos (puede variar dependiendo el tipo de horno) sacándolo cuando esté listo. Lo partiremos por la mitad (vertical) y reservaremos.

La salsa rosa…

Cogeremos la mayonesa, el ketchup y la mostaza. Mezclaremos añadiendo el zumo de limón y el coñac (opcional) Reservaremos.

El relleno…

Pasaremos a cortar y mezclar los langostinos, piña y palitos de cangrejo. Incorporaremos los piñones con la salsa. Mezclaremos todo y reservaremos.

Con la ayuda de una plantilla (en este caso forma de corazón), cortaremos las 2 partes del bizcocho con la forma deseada.

Pasaremos a rellenar una de las partes del bizcocho y con la otra, lo taparemos (como si fuera un sándwich).

La decoración…

Decoraremos al gusto y emplataremos con la ensalada.

 

Lionesas

Ingredientes:

  • 250 ml de agua
  • 125 g de mantequilla
  • 175 g de harina
  • 1 pizca de sal
  • 4 huevos

Preparación:

En un cazo, pondremos el agua a fuego lento. Añadiremos la mantequilla hasta que se disuelva y pondremos la pizca de sal. En cuanto empiece a hervir, añadiremos de golpe, la harina que previamente habremos tamizado, removiendo hasta que se nos despegue del cazo. Ya tenemos la masa hecha. La dejaremos templar.

Añadiremos uno a uno, los huevos hasta conseguir una textura homogénea y ligera, logrando lo que en términos de cocina es, «pico de pato», ligera pero consistente.

Pondremos dicha masa en una manga pastelera y haremos unidades no muy grandes, ya que en el horno durante su cocción aumentarán de tamaño.

Con el horno previamente calentado a unos 200 ºC, las introduciremos durante 10 minutos. Pasados éstos, sin abrir el horno para nada, reduciremos la temperatura a 180 ºC durante 10 minutos más. Nunca deberemos abrir el horno mientras se hornean, ya que se nos bajaría y ya no remontaría la masa.

Para el relleno, se pueden hacer tanto dulces como saladas.

Ya las tenemos listas.

 

Nidos de Alcachofa

Ingredientes:

  • Limón
  • Alcachofas
  • Aceite de oliva
  • Ajos
  • Sal
  • Pimienta
  • Huevos de codorniz
  • Jamón

Preparación:

En un recipiente pondremos agua con limón y reservaremos.

Cogeremos las alcachofas, las limpiaremos dejando solamente los corazones y las dejaremos sumergidas en el agua que tenemos reservada.

En una sartén profunda, pasaremos a poner abundante aceite de oliva e introduciremos los ajos que habremos pelado.

Lo pondremos a fuego lento para que vaya confitando. Añadiremos las alcachofas que tenemos reservadas muy bien escurridas, procurando que estén bien cubiertas entre 15 y 20 minutos.

Una vez transcurrido dicho tiempo, las dejaremos confitar. Pincharemos y si están blandas las pasaremos a papel absorvente salpimentando al gusto y reservaremos.

En el mismo aceite que hemos hecho las alcachofas y de uno en uno, iremos cascando, friendo ligeramente e introduciendo los huevos sobre las alcachofas. Utilizaremos tantos como alcachofas tengamos.

Haremos virutas de jamón y las pondremos de adorno por encima.

Ya tenemos nuestros nidos de alcachofa listas.

Islas de berenjena con almendras

Ingredientes:

  • 1 berenjena grande
  • 1 limón
  • Sal
  • Aceite
  • Harina
  • Leche
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de levadura Royal
  • Pan rallado con ajo y perejil
  • Almendras picadas en cuadros

Para decorar:

  • Queso crema
  • Pimientos del piquillo
  • Pepinillos

Preparación:

Llenaremos un bol con agua y exprimiremos medio limón.

Pelaremos y cortaremos a rodajas la berenjena, la introduciremos en el bol que tenemos con limón y reservaremos un par de horas.

Transcurrido dicho tiempo, sacaremos las rodajas del remojo, las secaremos bien con papel de cocina, las salaremos y reservaremos.

En un plato pondremos harina, en otro plato un chorro de leche, la cucharada de levadura, los huevos y los cuadros de almendras. Lo batiremos todo muy bien. En un tercer plato pondremos el pan con el ajo y perejil.

Pasaremos a rebozar las rodajas de berenjena. Primero por la harina, luego por el huevo y al final por el pan rallado.

Calentaremos el aceite a temperatura elevada. Con el aceite caliente, pondremos las rodajas de berenjena a freír, a la vez que bajamos el fuego, para que se nos frían y no se nos quemen, hasta conseguir que cojan un color dorado.

Conforme las vayamos extrayendo, las dejaremos escurrir en papel absorbente. Una vez finalizado, las decoraremos con la crema de queso, los pimientos y pepinillos.

Ya las tenemos listas.

 

Bizcocho de manzana y nueces

Ingredientes:

  • 1 limón
  • 2 manzanas reineta grandes
  • 3 sobrecitos de azúcar avainillado
  • 1 cereza
  • 5 huevos
  • 1 pizca de sal
  • 125 g de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 70 ml de aceite de girasol
  • 125 g de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 1 puñado de nueces

Preparación:

Lavaremos bien el limón, rallaremos la piel y reservaremos.

Lavaremos y pelaremos las manzanas, partiéndolas por la mitad y descorazonándolas. Las cortaremos en láminas muy finitas y las rociaremos con el zumo de medio limón, del cual acabamos de rallar la piel. Las reservaremos.

Con papel vegetal, forraremos el fondo del molde, en el cual vamos a hacer el bizcocho. Una vez forrado, verteremos los 3 sobrecitos de azúcar avainillado. Si se prefiere se puede hacer un almíbar y poner el azúcar caramelizado.

Con la manzana laminada, forraremos todo el fondo, poniendo en el centro la cereza. La manzana sobrante nos servirá para el relleno. Este tipo de bizcocho, se llama bizcocho de manzana invertido, ya que cuando esté acabado, le daremos la vuelta quedando en el fondo la actual parte superior. Ya teniendo el fondo forrado, lo reservaremos y pasaremos a hacer el bizcocho.

Cogeremos los 5 huevos y 2 bols. En uno pondremos las claras y en otro pondremos las yemas.

Donde tenemos las claras, echaremos una pizca de sal y un cuarto del azúcar (unos 30 g) del total que tenemos preparada. Lo mezclaremos, pondremos las claras a punto de nieve y reservaremos.

Cogeremos las yemas, empezaremos a batirlas agregando el resto del azúcar, la ralladura del limón, la esencia de vainilla y el aceite.

Una vez tengamos todo incorporado, añadiremos tamizadas harina y levadura, hasta que consigamos integrarlo. Añadiremos las nueces y en trozos, el resto de manzana que nos haya quedado, bien mezclado.

Una vez lo tengamos todo integrado y sin que pierda el aire que haya cogido, añadiremos las claras que tenemos a punto de nieve.

Cuando todo esté bien integrado, lo pasaremos al recipiente que tenemos reservado con la manzana en el fondo, añadiendo todo el preparado del bizcocho por encima.

Hornearemos durante 35 o 45 minutos dependiendo del horno, a una temperatura de 180 ºC, con calor arriba y abajo. Si nuestro horno dispone de aire, mejor. Si no lo tiene, es suficiente.

Transcurrido dicho tiempo, pincharemos para verificar que el bizcocho este completamente cocido.

Una vez esté frío, pasaremos a desmoldarlo dándole la vuelta, quedando el reverso por encima.

Ya tenemos nuestro bizcocho de manzana hecho.

La decoración se puede hacer al gusto, por ejemplo con chocolate con nueces o con lo que mejor nos agrade.

 

Orejas de Carnaval

Ingredientes:

  • 35 ml de aceite de oliva
  • Piel de una naranja
  • Piel de un limón
  • 350 g de harina de repostería
  • 50 g de mantequilla o manteca. Eso lo dejamos al gusto
  • 50 ml de vino blanco o Jerez. También lo dejamos al gusto
  • 1 cucharita pequeña de sal
  • 50 ml de anís
  • 2 huevos

y para freír 

  • Aceite de oliva
  • Azúcar y canela para espolvorear

Preparación:

Pondremos el aceite en una sartén calentando este lentamente con las pieles de los cítricos. Cuando cojan un poco de calor lo apagaremos y dejaremos templar.

Una vez templado, lo pasaremos todo por la batidora y reservaremos.

En un bol pondremos la harina. Abriremos un volcán justo en medio y añadiremos el aceite con las pieles trituradas, la manteca o mantequilla (lo que hallamos elegido), el vino, la sal, el anís y los 2 huevos que previamente habremos batido ligeramente. Lo iremos integrando lentamente, hasta formar una masa compacta. La dejaremos reposar un mínimo de media hora tapada. Ya la tenemos lista para hacer nuestras orejas de Carnaval.

Pasaremos a engrasar el mármol o base con aceite.

Formaremos bolitas tamaño nuez mas o menos para poder trabajarlas mejor.

Con un rodillo, las iremos aplanando hasta hacer hojas muy finas e intentaremos cortar como si fuesen orejas.

Pondremos una sartén al fuego con abundante aceite y calentaremos. Cuando esté al punto las freiremos. En pocos minutos, las tendremos listas e iremos reservando en papel absorbente. Antes de que se enfríen las rebozaremos con el azúcar.

Ya las tenemos listas.

Empanada de morcilla, cebolla caramelizada y piñones

Ingredientes:

Para la masa

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera
  • 250 ml de agua
  • 100 ml de vino blanco
  • 25 gr de levadura fresca
  • 70 gr de manteca de cerdo
  • 100 a 150 gr de harina (para ir haciendo la masa consistente)

Para el relleno

  • 4 morcillas
  • 25 gr de piñones
  • 1 kg de cebollas
  • 1 huevo

Preparación:

Cogeremos el kilo de cebollas, las pelaremos y las trocearemos estilo juliana. Las pondremos en un wok a fuego muy lento, entre una hora u hora y media, para que caramelice con su propio azúcar.

Mientras tanto haremos la masa de la empanada…

Introduciremos los 500 gramos de harina en un bol, le agregaremos la sal y el pimentón de la Vera, haciendo que se mezcle por toda la harina.
En un recipiente pondremos el agua y el vino. Lo calentaremos en el microondas unos 30 segundos, lo suficiente para que el líquido coja una temperatura templada, añadiendo la levadura que con la ayuda de una cuchara, disolveremos.

Pasaremos a agregar el líquido con la levadura a la harina que tenemos en el bol, mezclando y haciendo una masa con todo ello. Cuando consigamos que se nos separe de las paredes del bol, añadiremos la manteca de cerdo, lo pasaremos a poner sobre el mármol para continuar amasando y que coja consistencia. Nos ayudaremos con 150 gramos que tenemos reservados de harina, para que se nos vaya despegando de la madera o encimera en donde estemos trabajando. Una vez lo tengamos bien integrado, lo vamos amasando en forma de redonda, dejándolo en el mismo bol para que doble su tamaño mientras reposa la masa.

Cogeremos las cuatro morcillas, les quitaremos la piel, pondremos al fuego un wok y añadiremos estas troceadas, salteándolas en el wok, agregaremos la cebolla que tenemos caramelizada y los piñones. Haremos que se distribuya todo y lo dejaremos reservado.

Seguidamente cogeremos la masa que ya habrá doblado su tamaño y la volveremos a amasar ligeramente, para sacarle el exceso de aire. Haremos de la masa que tenemos, dos partes. Una un poco más pequeña y la otra un poquito más grande.

Las extenderemos y las pasaremos con el rodillo para dejarlas lo más finas posible. Dejaremos las dos partes más o menos iguales. Una será como base y la otra para tapar nuestra empanada.

Cuando tengamos extendida toda la zona inferior, pasaremos a poner sobre esta, el relleno que tenemos reservado de morcilla, piñones y cebolla.

Con el otro trozo de masa, también la dejaremos muy finamente extendida y pasaremos a tapar el relleno que tenemos. Con la ayuda de los dedos o la punta de un tenedor, dejaremos la masa bien sellada por los laterales. Pincharemos la superficie, para que no se nos hinche excesivamente a la hora de hornear y lo decoraremos como queramos.

Batiremos el huevo y con un pincel, pintaremos toda la superficie de la empanada, para que nos coja un aspecto dorado bonito.

Tendremos nuestro horno precalentado a 220 ºC en el momento de introducir la empanada, lo bajaremos y dejaremos a 200 ºC durante 5 a 10 minutos, dependiendo del horno y seguidamente bajaremos a 180 ºC hasta que la tengamos lista por completo. En total serán unos 20 minutos más o menos.

Ya tenemos nuestra empanada lista.